España va a levantar las restricciones para los vuelos desde Brasil y Sudáfrica, interrumpidos desde febrero por la pandemia, pero impondrá una cuarentena de diez días a sus viajeros como actualmente ocurre con los procedentes de Argentina, indicó un decreto publicado en el boletín oficial.

A partir del 3 de agosto, los viajeros de Brasil y Sudáfrica que tengan un certificado de vacunación completo, un test negativo o una prueba de contagio reciente de Covid-19, podrán entrar en España pero deberán cumplir un periodo de autoaislamiento, precisó la agencia de noticias AFP.

Brasil y Sudáfrica se suman así a la lista de países sometidos a cuarentena desde el 27 de julio en la cual figuran Argentina, Colombia, Bolivia y Namibia

A pesar de que ya no estén sometidos a restricciones tan severas como hace unos meses atrás, ambos países continúan siendo calificados de “alto riesgo” por la alta circulación del virus y algunas de sus variantes, precisó el decreto.

Brasil y Sudáfrica se suman así a la lista de países sometidos a cuarentena desde el 27 de julio en la cual figuran Argentina, Colombia, Bolivia y Namibia.

Desde febrero, España prohibía la llegada de vuelos desde Brasil y Sudáfrica, salvo para los ciudadanos españoles y de Andorra, para los residentes extranjeros en esos dos países europeos o los pasajeros en tránsito internacional hacia un país afuera del espacio Schengen con una escala de menos de 24 horas (obligados a permanecer en el aeropuerto).

La medida se conoce en momentos en que España sufre una nueva ola de casos de coronavirus desde hace varias semanas y varias regiones reinstauraron restricciones

La medida se conoce en momentos en que España sufre una nueva ola de casos de coronavirus desde hace varias semanas (687 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, según el balance de del viernes) y varias regiones reinstauraron restricciones.

De todos modos, esos casos son menos graves que durante las anteriores olas gracias al avance de la campaña de vacunación: cerca del 57% de la población está completamente inmunizada y 67% recibió al menos una dosis, según las últimas cifras oficiales.