Los que sufren dolores de cabeza en forma frecuente usualmente acuden al auxilio de analgésicos, pero ese remedio podría cambiar en el futuro cercano gracias al desarrollo de una empresa del sector farmacéutico, que ideó una canción que promete aliviar ese malestar.

Titulada All of us (podés escucharla al inicio de este repaso), la pista musical surge de una iniciativa que la marca de analgésicos Nurofren emprendió en colaboración con investigadores del University College Dublin. Según explicó la vocera del proyecto, la doctora Claire Howlin, ya testearon su “calmante melódico” en 286 personas que presentaban dolencias corporales agudas, incluyendo malestares musculares, en la espalda y dolor de cabeza.

Howlin dijo en declaraciones de Daily Mail que la canción “ayudó a reducir los sentimientos de intensidad y malestar del dolor de una manera clínica significativa”. El propósito de esta investigación, señaló, es conseguir una mayor comprensión científica de cómo las técnicas holísticas de manejo del dolor pueden ser de ayuda para las personas con dolor agudo.

Calmar el dolor de cabeza con una canción

Con 3.24 minutos de duración, la pista que promete alivio para el dolor de cabeza contiene fragmentos musicales y vocales. Los investigadores involucrados señalaron que ayuda a que el cerebro produzca dosis de dopamina, un neurotransmisor al que se lo relaciona con el placer y la felicidad.

Esta canción promete aliviar el dolor de cabeza

Además de ese efecto, la canción procura generar una distracción que impulse al oyente a pensar en algo diferente a su malestar.

La música fue creada por Anatole, un multiinstrumentista que trabajó junto a los especialistas de la mencionada universidad irlandesa en el marco del proyecto bautizado “Tune Out Pain”, que podemos traducir al español como “sintonizar el dolor”.

Dijo una de las investigadoras involucradas en el proyecto:

Lograr un efecto de este tamaño con una pista completamente desconocida, subraya el potencial de la música para el manejo del dolor.

“Crear música impulsada por la ciencia fue un desafío emocionante para mí como productor musical (…) Este proyecto muestra lo poderosa que es la música y su potencial positivo para nuestro bienestar”, dijo Anatole, a quien se le pidió que incluyera ciertos elementos necesarios para ayudar a distraerse del sufrimiento. De acuerdo a la fuente, eso se logró mediante el uso de sonidos instrumentales y orquestales, como cuerdas, pianos, campanas y muestras vocales menores, para “provocar una sensación de asombro, empoderamiento e inspirar fuerza mental para ayudar a disociar el dolor”.

Por su parte, Howlin notó que la composición redujo tanto la intensidad del dolor como el malestar. “Lograr un efecto de este tamaño para una pista completamente desconocida, realmente subraya el potencial de la música para el manejo del dolor”.

Los resultados finales del estudio se enviarán a una revista académica, señala el medio británico.