Funcionarios de la Secretaría de Derechos Humanos recibieron este viernes a integrantes del colectivo Palotinos por la Memoria, la Verdad y la Justicia para repasar aspectos referidos a la causa de lesa humanidad en la que se investiga el asesinato de cinco religiosos de esa orden católica en la iglesia de San Patricio del barrio porteño de Belgrano, en un hecho ocurrido en julio de 1976, según confirmaron fuentes oficiales.

Ramiro Varela y Alejandro Cánepa, integrantes del colectivo que trabaja en el esclarecimiento de la Masacre de San Patricio y que recientemente se constituyó como amicus curiae en el marco de la megacausa ESMA, se reunieron con Federico Effron, director Nacional de Asuntos Jurídicos Nacionales en Materia de Derechos Humanos, y con Paloma Álvarez Carreras, directora del Cuerpo de Abogados en Procesos de Verdad y Justicia, según se informó en un comunicado de esta agrupación.

“Durante el encuentro se repasaron distintos aspectos referidos a la causa que investiga el asesinato por parte del terrorismo de Estado de los sacerdotes palotinos Alfredo Kelly, Alfredo Leaden y Pedro Dufau y de los seminaristas Emilio Barletti y Salvador Barbeito, al tiempo que se acordó trabajar de manera coordinada con el objetivo de lograr avances en la etapa de instrucción”, indicaron desde Palotinos por La Memoria, la Verdad y la Justicia.

El cierre de la reunión contó con la presencia del secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, quien ratificó su “compromiso y el de la Secretaría de Derechos Humanos -querellante en causas de lesa humanidad por parte del Estado nacional- para que el mayor hecho de sangre cometido contra la Iglesia católica en Argentina no permanezca impune”.