Durante mucho tiempo las gafas han sido un objeto de gran utilidad, ya sea para leer o para evitar que la luz del sol nos ciegue en un día soleado. Así también, existen sistemas que amplifican la luz ambiental para facilitar la visibilidad de las personas en lugares que presenten un nivel de oscuridad alto y que no puedan ser distinguidos por el ojo humano a simple vista.

Sin embargo, la adquisición de este último resulta muy costosa. Es ahí donde la invención de una singular película ultradelgada podría representar una solución, pudiendo en el futuro reemplazar a los aparatos antes descritos al ser está integrada en gafas que tengan una montura convencional.

 

Tras la creación de este proyecto se encuentra a cargo un equipo liderado por Rocío Camacho, miembro de la Universidad Nacional Australiana (ANU por sus siglas en ingles).

En ese sentido, las nuevas gafas que propone este equipo podrían tener la capacidad de ser usadas no solo en el ámbito militar y policial, sino también en un contexto de cotidianidad donde una persona requiera manejar o caminar de noche por un sendero poco iluminado sin riesgo a chocar o tropezarse.

En lo que respecta al uso de estas gafas de visión nocturna por parte de las fuerzas de seguridad, estas supondrán una mejora notable para sus labores nocturnas, ya que ofrecerán un uso más simple y seguro, en contraste con los dispositivos de visión nocturna que existen actualmente.

Pero esto no es todo ya que esta nueva tecnología también tendrá la capacidad de captar la luz infrarroja y procesarla para convertirla en imágenes que puedan ser apreciadas por el ojo humano, para el cual este tipo de luz resulta invisible a simple vista.

El secreto tras este logro radica en la membrana empleada, la cual está compuesta por cristales dispuestos a escala nanométrica. Esta dimensión resulta cientos de veces inferior al grosor de un cabello humano. Gracias a esta característica los cristales pueden ser integrados en las gafas y servir así como un filtro que permita a la persona ver claramente en la oscuridad.

Si bien el equipo creo un prototipo de las gafas con fines demostrativos, estas serán sometidas a nuevos procesos para optimizar la tecnología y lanzar posteriormente un modelo que pueda ser comercializado.