Gustavo se reunió en su despacho con directores y socios de institutos especializados en atención cardiovascular que expusieron la compleja situación sanitaria y económica que afrontan en el marco de la presente pandemia.  Encuentro que se enmarca en el acercamiento que promueve la gestión comunal de Resistencia para el trabajo conjunto y apoyo a entidades e instituciones locales.

Acompañado de la subsecretaria de Finanzas e Ingresos Públicos, Ana Belén Valcarce, y de la concejala Soledad Villagra, el Intendente recibió a Eduardo Ferro Queirel y David Woroszylo, del Sanatorio Cordis; y Josefina Roldán de Urgencias del Sanatorio Güemes.

Ferro Queirel manifestó que la pandemia provocó problemas operativos para esas instituciones y que los costos aumentaron, además de los precios de los medicamentos. También indicó, que en el área “cardiovascular hay reducción de pacientes y eso afecta al manejo institucional. Por eso vinimos a exponerle al Intendente la crisis del sector y pedirle que el Municipio nos ayude a mitigar los costos en la manera que le sea posible, porque la problemática es extensiva a todos los sanatorios”.

Por su parte, Josefina Roldán, resaltó: “Necesitamos ayuda”. Por ello agradeció la recepción de Gustavo para escuchar sus requerimientos y  aseguró que cualquier apoyo del Municipio será bienvenido para acompañar al sector.