Microsoft ha soltado de golpe un par de novedades para el ecosistema Xbox. Por un lado ha revelado que el juego de gran estrategia Humankind desarrollado por Amplitude Studios estará disponible en Xbox Game Pass desde el día de su lanzamiento previsto para el 17 de agosto en PC, y por otro Ninja Theory ha liberado una versión optimizada de Hellblade: Senua’s Sacrifice para Xbox Series.

Humankind es un juego de estrategia que se describe como “la obra magna de Amplitude Studios”. El título permite elegir entre 60 culturas históricas, cada una con su propio sistema de juego, que los jugadores deben llevar desde la Edad Antigua hasta la Contemporánea. A lo largo de la evolución se vivirán hechos históricos, tomarán decisiones morales con consecuencias y realizarán avances científicos. “Cada elemento del juego ofrece rigor histórico. Combínalos para crear tu propia visión del mundo”, asegura Amplitude Studio.

Ninguna cultura se ha impuesto solo con buenas palabras, así que Humankind dispone de un sistema de combate en el que cada batalla se juega como un minijuego de tablero por turnos que se superpone al mapamundi. Además de la campaña, el título ofrece partidas multijugador con hasta ocho usuarios así como un sistema para personalizar un avatar cuyo aspecto evolucionará a medida que lo haga la partida y la civilización.

El 17 de agosto Humankind también estará disponible para PC mediante Steam, Microsoft Store y Epic Games Store desde 59,99 euros.

Respecto a Hellblade: Senua’s Sacrifice, cuyo lanzamiento se remonta a 2017, llega a Xbox Series como un juego optimizado que introduce tres modos gráficos que priorizan la velocidad de fotogramas, la resolución o la calidad visual (Enriched). La actualización, que se ofrece de forma gratuita a los jugadores que ya tienen una copia del juego para Xbox One, también añade la opción de poder elegir el capítulo para poder revivir los mejores momentos de la campaña.

En Xbox Series X, Hellblade: Senua’s Sacrifice con el modo rendimiento alcanza los 1080p y 120 FPS; en modo resolución los 4K y 60 FPS, mientras en el Enriched tenemos 4K, 30 FPS y trazado de rayos. Todas las resoluciones son dinámicas. En Xbox Series S el modo rendimiento son 1080p a 60 FPS, el modo resolución alcanza los 1440p dinámicos a 30 FPS; y el Enriched activa el trazado de rayos a 1080p y 30 FPS.