Dos exfuncionarios de la Dirección Administrativa de Asuntos Jurídicos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) fueron imputados hoy por su supuesta participación en la elaboración de documentos truchos para intentar tapar el espionaje ilegal realizado desde ese organismo sobre el Instituto Patria durante el gobierno de Mauricio Macri.

Se trata de las maniobras de supuesta inteligencia ilegal por las que ya se encuentran procesados los exjefes de la AFI Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, el exjefe de Operaciones Especiales Alan Ruiz y el exjefe de Contrainteligencia Martín Coste.

Los fiscales Santiago Eyherabide y Cecilia Incardona solicitaron que se extienda la imputación al exjefe del área de Jurídicos Juan Sebastián Destéfano y al exempleado de esa Dirección Bernardo Miguens, quienes ya están citados a prestar declaración indagatoria por las supuestas maniobras de espionaje desplegadas desde la AFI contra personas privadas de su libertad.

Los fiscales también le requirieron al juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Auge, que cite a prestar declaración indagatoria a la exfuncionaria del área de Contrainteligencia Jimena Honor, según consta en el documento judicial al que accedió Télam.

“Consideramos que las personas mencionadas participaron en la confección y utilización de documentos ideológicamente falsos para intentar darle apariencia de legalidad a actividades de inteligencia prohibidas por la ley n ° 25.520, desarrolladas entre fines de julio de 2018 y el día 07 de agosto de ese año, frente a la sede del Instituto Patria y al domicilio de Cristina Fernández de Kirchner, sitos respectivamente en Rodríguez Peña 80 y en la intersección de calles Juncal y Uruguay, ambos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, sostuvieron los fiscales.

El espionaje ilegal tenía por objetivo “detectar el traslado de bolsos, dinero, cosas, y fotografiar a quiénes ingresaban y salían” de los domicilios espiados, según surge del expediente judicial.

La excusa utilizada por la AFI para desplegar el espionaje que los espías estaban para vigilar los perímetros de ambos domicilios ante supuestas amenazas de atentado en el marco de las cumbres internacionales que se llevaron a cabo en Buenos Aires en 2018.

Esa información, sin embargo, nunca fue puesta en conocimiento de la custodia de la entonces senadora Fernández de Kirchner, por lo que los investigadores sostienen que se trató solo de una coartada para encubrir el espionaje.

Los fiscales sostuvieron que los documentos truchos confeccionados por la central de espías, con participación de los imputados, para tapar el espionaje ilegal fueron al menos cuatro de los cuales el primero fue “la nota con sello de identificación de la AFI nro. 8201, suscripta por Arribas y Majdalani con fecha 09/08/2018 y presentada ante la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos de Control y Actividades de Inteligencia el mismo día a las 12:00 horas”.

“En segundo lugar, los informes nro. 8224 de fecha 17/08/2018 y 8409 de fecha 05/10/2018, presentados en la causa 82.441/2017 del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 2 de Lomas de Zamora. En tercer lugar, distintos documentos sin fecha precisa suscriptos por Alan Ruiz bajo su seudónimo Augusto Rovero, con el objeto de respaldar o dar soporte al contenido falso de la primera parte del informe 8409”, sostuvieron.

“Finalmente, el informe 8526, en este caso presentado en la causa 13066/2018 que tramitó ante el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N° 8 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, repasaron los fiscales que en su reseña dejaron entrever que todos los documentos fueron elaborados luego de que un auto de la AFI fuera detectado frente a la sede del Instituto Patria.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here