La Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN), la entidad que nuclea a los jueces nacionales y federales, se sumó a las críticas al presidente Alberto Fernández luego de haber planteado que es necesario discutir la duración del mandato de los magistrados.

“El plazo de vigencia del nombramiento de los/as magistrados/as sólo encuentra el límite por edad previsto en el artículo 99, inciso 4°, párrafo 3º de la Constitución Nacional, y su férrea previsión se vincula directamente con el aseguramiento de la independencia del Poder Judicial. Pues resultaría contraproducente que un magistrado, quien debe resolver los casos con total independencia de espíritu, se lo someta a recibir presiones indebidas ante una eventual próxima renovación en su cargo”, sostuvo la entidad a través de un comunicado.

El jefe de Estado participó el fin de semana en el Segundo Encuentro Federal de Derecho a través de una videoconferencia con estudiantes de abogacía. Allí sostuvo que no es una preocupación que “los jueces se sigan eligiendo como se eligen” y agregó que “podríamos ver son algunos conceptos. “Por ejemplo, el concepto que se está discutiendo en el Senado y que se está discutiendo sobre el jefe de los fiscales, sobre la Procuración. ¿El Procurador tiene un cargo vitalicio o debe durar un tiempo? Y la misma pregunta deberíamos hacerla respecto de los jueces. Porque en verdad, no debería decirlo porque sé que voy a abrir una polémica, pero estoy hablando con estudiantes de Derecho y la mejor forma de enseñar es sembrar dudas”, consideró Fernández.

El Presidente recogió lo que dice la Constitución Nacional de que los jueces son inamovibles mientras dura su buena conducta. “Uno puede decir que un juez es designado por 10 años y al cabo de 10 años deberá revalidar su condición de juez. Eso es algo no reglamentado y no está prohibido. Lo que no está dicho en la Constitución es que los jueces son jueces hasta el día su muerte. Está dicho simplemente que durarán en su cargo mientras dure su buena conducta. Lo mismo que han dicho del Procurador”, sostuvo.

Según su mirada, el dictado de un “mal fallo no hace a un juez reprobable, pero sí podría limitar su reelección”, ya que se “pensaría dos veces para volver a designarlo”. Y aclaró que el planteo busca dar “un debate”. Y luego aclaró: “Yo sé que es abrir un debate difícil, complejo. No estoy proponiendo de hacerlo ahora, estoy reaccionando frente a una pregunta que nos dice por qué no elegimos a los jueces, pero creo que son todos temas para que pensemos, para que debatamos cómo poder construir un mejor servicio de Justicia”, completó.

Marcelo Gallo Tagle, presidente de la AMFJNMarcelo Gallo Tagle, presidente de la AMFJN

Los dichos de Fernández generaron reacciones. Una fue de la AMFJN. “No estimamos adecuada la presente discusión en el marco de la delicada situación que atraviesa el país, urgida por otras numerosas prioridades”, sostuvo hoy la entidad en un comunicado firmado por su presidente, Marcelo Gallo Tagle, y por el secretario general, Enrique Comellas.

La Asociación agregó que cambiar el plazo de duración de los jueces necesita una reforma de la Constitución Nacional: “La eventual modificación de ese esquema constitucional, adoptado con abrumadora mayoría en todos los sistemas legales modernos, concierne con exclusividad al poder constituyente, que sólo puede ser movilizado de la manera prevista en el artículo 30 de la Constitución Nacional y a instancias del Congreso de la Nación”.

La AMFJN se sumó a otras críticas que se hicieron durante el fin de semana tanto por la oposición como por otra entidad de jueces, la Federación Argentina de la Magistratura y la Función Judicial (FAM). “La Mesa Ejecutiva de la Federación Argentina de la Magistratura y la Función Judicial expresa su categórico desacuerdo con las manifestaciones del Presidente de la Nación relativizando el valor de la permanencia en los cargos judiciales establecida como base de la independencia judicial”, sostuvo la FAM.

El vicepresidente del PRO, Federico Angelini, señaló que “otra vez, el presidente cumple con los mandados de su vice para intentar influir en el Poder Judicial y continuar con el plan de impunidad para Cristina Fernández”. En la misma línea, Juan Manuel López, jefe del bloque de diputados nacionales de la Coalición Cívica, afirmó que el Presidente “ya no sabe que hacer para que no haya justicia; ya no importa si el profesor de derecho lo dice de bruto, de autoritario o de sumiso, lo dice y lo quiere hacer”.