HomePoliticaLa Ciudad mantiene el operativo en Recoleta y escala la tensión por...

La Ciudad mantiene el operativo en Recoleta y escala la tensión por las vigilias en la casa de Cristina

Tras los enfrentamientos del fin de semana entre militantes kirchneristas y efectivos de las fuerzas de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, la tensión no cede en el barrio porteño de Recoleta.

El Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta se mantiene firme en la decisión de liberar las calles e impedir las vigilias, pero la disputa interna de Juntos por el Cambio y ahora la orden de la Justicia de retirar sus efectivos para que custodien la zona las fuerzas federales complican el panorama.

En contraposición, Cristina Kirchner lejos de frenar las manifestaciones, las arenga. En cada ocasión que entra y sale del edificio saluda a la militancia, canta y agradece las muestras de respaldo.

La resistencia kirchnerista en las calles

Los cruces del fin de semana comenzaron luego de que la Policía de la Ciudad instalara un vallado en frente al edificio de la vicepresidenta. Los manifestantes decidieron avanzar y las fuerzas de seguridad activaron el camión hidrante. El saldo: empujones, heridos y hasta detenidos que fueron liberados horas más tarde.

La Ciudad mantiene el operativo en Recoleta y escala la tensión por las vigilias en la casa de Cristina

Tras los incidentes, el Frente de Todos en bloque salió a respaldar a Cristina Kirchner y a repudiar el accionar policial y la decisión política del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; su jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y el ministro de Seguridad de la Ciudad, Marcelo D’Alessandro, por haber ordenado el accionar.

El presidente Alberto Fernández fue uno de los primeros en reaccionar y apuntó a la “violencia institucional”. Luego se fueron sumando los principales dirigentes del Frente de Todos.

Por la noche, la Vicepresidenta agradeció el apoyo y, tibiamente, pidió a los manifestantes que se fueran a descansar. La paz duró poco. A la mañana siguiente volvió el desfile de militantes durante todo el domingo.

Cristina Kirchner busca capitalizar la movilización y crear una nueva épica peronista de cara a 2023.

La Ciudad se muestra firme en la decisión de despejar el espacio público

Horas después los enfrentamientos, Rodríguez Larreta apuntó a Alberto Fernández y Cristina Kirchner y los acusó de promover divisiones. “La Vicepresidenta busca que la solución de sus problemas con la justicia se dirima en las calles, enfrentando a unos argentinos con otros”, dijo el mandatario porteño.

Juntos por el Cambio salió en defensa del jefe de Gobierno porteño, pero los cuestionamientos no tardaron en llegar. Las declaraciones vía redes sociales y la posterior imagen de la conferencia de prensa del Gobierno porteño tuvo una ausencia notoria: Patricia Bullrich.

“Ni un paso atrás. No podemos seguir naturalizando lo que está mal ni tampoco seguir entregándole el país a esta gente. La obligación de un gobernante es garantizar el orden y el imperio de la ley. Para eso nos votan. Mi solidaridad con los 12 policías de la Ciudad heridos”, cuestionó Bullrich desde su cuenta de la red social Twitter. Luego, Elisa Carrió, defendió al mandatario porteño.

Las diferencias quedaron a la vista. La coalición opositora intentará saldarlas este martes en un almuerzo en el que el tema del kirchnerismo copando las calles de la Ciudad será eje de la agenda.

spot_imgspot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MIRA LO QUE PERDISTE