La Corte Suprema de Justicia rechazó -de manera unánime- un recurso de queja presentado por la defensa de Milagro Sala y dejó firme una condena a dos años de prisión, con lo que el máximo tribunal escala la tensión con el kirchnerismo que había reclamado la liberación de la dirigente social.

En un fallo de 12 páginas firmado de manera digital por Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti, Elena Highton y Juan Carlos Maqueda, la Corte rechazó revisar la condena impuesta a Sala por la justicia jujeña en una causa por amenazas.

“No se ha demostrado mínimamente la conformación de alguno de los supuestos habilitantes de la competencia extraordinaria de esta Corte”, dice el fallo al que accedió LPO. La resolución está en línea con la postura que había asumido en esta causa el procurador interino Eduardo Casal.

Se trata de una causa originada en 2014 por amenazas de Sala a una comisaría jujeña, donde habría llamado y amenazado con “poner una bomba”. La dirigente fue absuelta en primera instancia, pero la Cámara de Casación Penal jujeña la condenó a tres años y dos meses de prisión. Luego la corte local le redujo la condena.

La defensa de Sala planteó ante la Corte que “se hallaban comprometidas las garantías constitucionales de debido proceso, derecho a controlar la prueba de cargo, doble instancia y afectados los principios de inmediación, oralidad y lesividad”, además de “arbitrariedad” en la sentencia.

“El planteo se basa en meras afirmaciones genéricas desprovistas de peso para desvirtuar las razones por las que el (Superior Tribunal jujeño) homologó la condena”, respondió la Corte en el fallo de este jueves. “Los agravios de la parte no se dirigen contra la sentencia dictada por el superior tribunal provincial sino contra lo sostenido en una decisión anterior, es decir, aquella que resolvió condenar a Sala”, agrega.

La Cámpora convoca a una marcha contra la Corte por Milagro Sala

De esta forma, la Corte deja firme una condena contra Sala por primera vez, justo semanas después de que el kirchnerismo organizó una marcha a Tribunales y tiró cientos de bolsas de basura contra el “basurero de la democracia”, como le llamaron a la Justicia. La marcha se realizó el día que se cumplían 5 años de la detención de la jujeña.

El kirchnerismo tiene en la mira a la Corte y evalúa diferentes alternativas para recortarle el poder, especialmente en los casos de corrupción. Una de las ideas era la creación de un “tribunal de arbitrariedades”, aunque parece haber quedado en la nada. La otra idea era una ampliación del número de integrantes, posibilidad por la que incluso se abrió un canal de negociación con la oposición, como reveló LPO.