La FIFA oficializó este martes la apertura de los procesos disciplinarios para la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) luego de la suspensión del partido entre Brasil y la Argentina, del pasado domingo en San Pablo.

Mediante un comunicado, la FIFA confirmó la “apertura de sendos procesos disciplinarios a las dos federaciones miembro”, en referencia a la CBF y la AFA, luego de “analizar los informes” oficiales del partido.

En el breve texto, la entidad presidida por el suizo Gianni Infantino informó que se solicitó a “ambas selecciones” que “proporcionen más datos sobre los hechos que causaron la suspensión” del partido del que apenas se disputaron cinco minutos en el estadio Arena Corinthians, de San Pablo.

La Comisión Disciplinaria de la FIFA analizará “exhaustivamente” los descargos y “próximamente” se proporcionará “más información al respecto”.

La Comisión Disciplinaria está compuesta por un presidente, el colombiano Jorge Palacios, un vicepresidente, el ghanés Anin Yeboah, y 17 miembros, entre los cuales está el brasileño Francisco Schertel Mendes.