HomeNOTICIASEconomiaLa inflación de enero fue del 3,9% y superó a la de...

La inflación de enero fue del 3,9% y superó a la de diciembre

La inflación subió una décima en enero hasta ubicarse en el 3,9% mensual, informó este martes el Indec. De esta forma, anotó su segunda suba consecutiva,  al tiempo que quedó una décima por debajo del 4% que había marcado en enero de 2021.

La novedad es que, pese a la aceleración, mostró una desaceleración en la inflación núcleo, que este mes se ubicó en el 3,3%. Es que este mes, los que más subieron fueron los bienes estacionales liderados por las frutas y las verduras.

“A nivel de las categorías, Estacionales (9,0%) fue la de mayor incremento en enero, empujada por la mencionada suba en Verduras, tubérculos y legumbres, Frutas, y los servicios asociados al turismo. La categoría de menor variación fue Regulados (2,8%), sobre la cual influyó en buena medida el aumento en los Servicios de telefonía e internet, así como el de los Gastos de prepagas. Por su parte, el IPC Núcleo registró un alza mensual de 3,3%”, detalló el Indec.

En consecuencia, la inflación no alcanzó al 4% anticipado por el secretario de Comercio Roberto Feletti a nivel nacional. En el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, la Dirección de Estadística porteña sí registró 4%.

El dato puso de relieve que el piso inflacionario para 2022 está por encima del 40% que postula como objetivo el Gobierno puertas adentro. De repetirse este 3,9% a lo largo de todo un año, la inflación anual sería del 58,2%, por ejemplo.

El capítulo más importante del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que es Alimentos y bebidas no alcohólicas subió 4,9% en el mes el promedio nacional (frente al 4,3% en diciembre) y 5,2% en el Gran Buenos Aires producto, en parte, del impacto de las subas autorizadas en los Precios Cuidados que habían estado congelados por tres meses, y también del resto de la canasta: el pan de mesa (11,8%), el limón y la naranja (30,12% y 15,2%), la lechuga y el tomate (51,1% y 82,2%) fueron de las subas más relevantes, mientras que las carnes -que lideraron los aumentos en el trimestre previo- prácticamente no subieron y la merluza lo hizo un 9,2%.

 El capítulo más importante del IPC, Alimentos y bebidas no alcohólicas, subió 6 décimas hasta el 4,9% en el mes el promedio nacional (y 5,2% en el Gran Buenos Aires) producto, en parte, del impacto de las subas autorizadas en los Precios Cuidados que habían estado congelados por tres meses y los fuertes aumentos en frutas y verduras.

De hecho, la fuerte desaceleración en las carnes al 1,3% mensual (la carne picada incluso bajó 0,5%) permitió que  la inflación núcleo -que muestra la inercia con la que vienen los precios que no son ni regulados ni estacionales- cediera del 4,4% del mes previo al 3,3% en enero.

 

 

!function(e,i,n,s){var t=”InfogramEmbeds”,d=e.getElementsByTagName(“script”)[0];if(window[t]&&window[t].initialized)window[t].process&&window[t].process();else if(!e.getElementById(n)){var o=e.createElement(“script”);o.async=1,o.id=n,o.src=”https://e.infogram.com/js/dist/embed-loader-min.js”,d.parentNode.insertBefore(o,d)}}(document,0,”infogram-async”);

 

Los otras capítulos con importantes aumentos fueron Comunicación con una suba del 7,5%  y Restaurantes y hoteles que, en el pico de la temporada alta, anotó un alza del 5,7% mensual. Bienes y servicios varios (4,3%), Recreación y cultura (4,2%) y Salud (4,1%) fueron los demás capítulos que se ubicaron por encima del nivel general.

En el otro extremo, con un alza de solo el 0,8% se ubicó el capítulo Educación que históricamente concentra sus aumentos en el mes de marzo y Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (1,8%) en el que influyó el efecto del bono de diciembre a los encargados de edificios, especialmente en el Gran Buenos Aires. También con 1,8% quedó el capítulo de Bebidas alcohólicas y tabaco.

Las consecuencias inmediatas

Luego de dos meses con la inflación acelerándose en términos mensuales y perdiendo sistemáticamente contra la inflación, las tasas de interés quedaron en la mira para que en las próximas 48 horas el Banco Central anuncie un nuevo aumento.

El dato de este martes confirma que los depósitos a plazo fijo de enero perdieron contra la inflación ya que fueron remunerados con un interés del 3,25% anual. Con la excepción de los meses de agosto y noviembre, los plazos fijos perdieron todos los meses de 2021 contra la inflación

En efecto, el dato de este martes confirma que los depósitos a plazo fijo hechos a partir del 6 de enero (última suba de tasas) perdieron contra la inflación: ya que fueron remunerados con un interés del 3,25% anual, ni que decir de los realizados antes de esa fecha a los que se les pagó 3,08%. Con la excepción de los meses de agosto y noviembre, los plazos fijos perdieron todos los meses de 2021 contra la inflación. En 2020, solo en marzo, octubre, noviembre y diciembre los depósitos habían perdido contra los precios.

En otras palabras, la suba de tasas del mes pasado fue insuficiente para cumplir con la exigencia del Fondo Monetario de que las tasas de interés sean positivas en términos reales. De allí que el mercado espere una suba hasta al menos el 42% anual (3,5% menual) y que venga apostando cada vez más por los únicos instrumentos que rinden contractualmente al menos lo mismo que la inflación, las Letras del Tesoro ajustadas por CER.

spot_imgspot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MIRA LO QUE PERDISTE