La Justicia Federal imputó a la intendenta de Enrique Urien, Liliana Pascua, por malversación, enriquecimiento Ilícito, fraude, lavado y evasión agravada.

EI fiscal federal de Sáenz Peña, Carlos Amad, imputó a la intendente de Enrique Urien y contra toda otra persona que pudiera tener responsabilidad penal en el hecho denunciado, bajo la figura de «Malversación de Caudales Públicos en Concurso Real, Art.55 C.P, con Enriquecimiento Ilícito Art.268 2|PUNTO), Fraude en perjuicio de la Administración Pública (ART.296 C.P) Lavado de Dinero (ART.303 C.P) y Evasión Agravada por la Conformación de Facturas Apócrifas /Art 2° Inc. de Ley 24.769″, en el expediente N° 3493/2020”.

 

De esta manera, la imputada fue citada a prestar declaración indagatoria el próximo miércoles 14 de abril, a las 9, en el Juzgado Federal de Presidencia Roque Sáenz Peña.

El fiscal recibió la denuncia del diputado provincial Alejandro Aradas, en base a la nota periodística publicada en Infoqom el 28 de septiembre de 2020 titulada “Corrupción y abuso de poder: una intendente y su familia, ocupan viviendas destinadas a pueblos originarios”.

En síntesis, en 2013 el Gobierno anunciaba la construcción de 10 viviendas para el paraje La Viruela, que fue desbastado por un tornado, pero la intendenta peppista, Liliana Pascua, relocalizó las mismas para construirlas en el ejido de Enrique Urien y finalmente fueron entregadas en 2016, algunas a sus familiares.

“Aquellas viviendas que estaban destinadas a familias muy humildes de pueblos originarios terminaron siendo ocupadas por la propia intendenta Liliana Pascua, la segunda por su cuñado, la tercera por su tío, la cuarta por la madre, la quinta fue adjudicada a la ex presidenta del Concejo Deliberante”, dice la denuncia.