La oposición avanza para presentar lo más rápido posible un pedido para que la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, comparezca en la comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la Nación para explicar el acuerdo por la compra de vacunas Sputnik V a la Federación Rusa.

Así lo confirmó el bloque de la Unión Cívica Radical, luego de conocerse la carta que la funcionaria le envió al CEO del Fondo Ruso de Inversión. Además de anunciar que elevarán un pedido de informes al Poder Ejecutivo, lamentaron que “se priorizara la ideología y la geopolítica a la hora de salvar vidas”.

En la misma línea se había expresado la diputada del Pro, Carmen Polledo, quien luego de asegurar que se sentía “desconcertada” aseguró que iba a citar -en su rango de vicepresidenta de la Comisión de Salud de la Cámara baja- a la ministra Carla Vizzotti y a la asesora Cecilia Nicolini para que expliquen el acuerdo con Rusia y la demora en el envío de la segunda dosis de Sputnik V.

La asesora presidencial Cecilia Nicolini y la carta que le envió al gobierno de Vladimir PutinLa asesora presidencial Cecilia Nicolini y la carta que le envió al gobierno de Vladimir Putin

En declaraciones a Radio Mitre, la legisladora del Pro dijo que el titular de la comisión y diputado del oficialismo Pablo Yedlin compartió con ella los contratos -algo que señaló como “muy correcto”- y que en el caso del acuerdo entre la Argentina y el Fondo Ruso, en ninguno de los puntos del entendimiento se contemplan sanciones por no entregar en tiempo y forma las dosis según lo acordado.

“Le vamos a pedir que venga. No se puede no ver la gravedad del mensaje”, dijo la legisladora en relación a la carta que se conoció hoy en la que la Argentina amenaza con romper el contrato por los incumplimientos de parte del laboratorio ruso. La diputada del Pro calificó la misiva como “delirante y de una falta de seriedad muy grave.

Por otro lado, la noticia de la carta de Nicolini terminó de sepultar algo que en los pasillos del Congreso ya se especulaba con que no iba a suceder, y era la visita de los representantes del laboratorio Gamaleya, o en su defecto de la Embajada de la Federación Rusa en la Argentina, a la comisión que se conformó con diputados de todos los bloques y en la que expusieron los ejecutivos de los laboratorios Pfizer y Richmond.

Vista general del Congreso Nacional argentino mientras el presidente Alberto Fernández da su discurso a la nación por la apertura de sesiones legislativas de 2021 en Buenos Aires, Argentina, el 1 de marzo de 2021. Natacha Pisarenko/Pool via REUTERSVista general del Congreso Nacional argentino mientras el presidente Alberto Fernández da su discurso a la nación por la apertura de sesiones legislativas de 2021 en Buenos Aires, Argentina, el 1 de marzo de 2021. Natacha Pisarenko/Pool via REUTERS

Luego de ese encuentro, en la Cámara baja se había pasado a un cuarto intermedio de una semana para que comparecieran las autoridades de AstraZeneca y algún representante de la embajada de Rusia para exponer por los acuerdos que la Argentina había firmado con ambos laboratorios. Sin embargo, el tiempo pasó y esa comisión se fue diluyendo, así como la presencia de las autoridades de esos laboratorios.

Todo este revuelo se generó en un contexto marcado por el lanzamiento de todas las campañas de cara a las primarias abiertas y obligatorias del próximo 12 de septiembre, y para las elecciones de medio término el 14 de noviembre. “Era algo que nadie tenía en mente que podría llegar a pasar -la reunión con los laboratorios- y ahora entre las campañas electorales y la carta de Nicolini va a ser mucho más difícil que alguien del laboratorio ruso o de la embajada venga al Congreso, tan difícil como que el oficialismo cite a este encuentro con los referentes de la oposición”, explicó un diputado de Juntos por el Cambio.