El líder opositor venezolano y presidente interino Juan Guaidó negó este lunes que el ex diputado Freddy Guevara, detenido horas antes por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), esté involucrado en los tiroteos entre bandas armadas y policías la semana pasada en varias barriadas del occidente de Caracas.

Debe ser liberado de inmediato Freddy Guevara. Nada tiene que ver con los hechos violentos en la (barriada caraqueña) Cota 905”, dijo Guaidó después de que la Fiscalía confirmara la detención del ex parlamentario, quien está acusado de tener vínculos con “grupos extremistas y paramilitares asociados al Gobierno colombiano”.

Negó también que la oposición que dirige esté vinculada con lo ocurrido la semana pasada e insistió en que en el país hay una “dictadura” que “secuestra” a dirigentes.

La dictadura una y otra vez nos ha amenazado (…) las amenazas nos tienen más firmes”, agregó.

El dirigente opositor venezolano Freddy Guevara (EFE/Rayner Peña R/Archivo)
El dirigente opositor venezolano Freddy Guevara (EFE/Rayner Peña R/Archivo)

Guevara fue detenido cerca del mediodía, cuando se encontraba transitando por una autopista de Caracas, por funcionarios del Sebin, y la Fiscalía lo acusa de los delitos de “terrorismo” y “traición a la patria”.

El pasado sábado, la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, lo mencionó durante un balance que ofreció acerca de los tiroteos que se vivieron en parte del occidente de Caracas la semana pasada, especialmente alrededor de Cota 905.

Rodríguez se refirió a un tuit que Guevara publicó durante los enfrentamientos entre bandas criminales y policías que paralizaron parte de la vida en el oeste de la capital entre el miércoles y el viernes.

“¿Qué tiene que ver el Acuerdo de Salvación Nacional con este mega drama que se vive en Caracas con las bandas armadas, Apure y el Arco Minero? Todo: solo con un acuerdo político avalado por la comunidad internacional el Estado podrá recuperar el control territorial del país”, publicó el ex legislador.

Guevara, además, ya había sido acusado en 2017 de instigar las protestas antigubernamentales de ese año, por lo que se refugió en la Embajada de Chile en Caracas y fue indultado por decreto presidencial el pasado 31 de agosto.

(Con información de EFE)