Este año se pondrá a la venta en la Argentina la segunda generación del DS 4, un modelo que, en su primera edición, se comercializó en los concesionarios del país bajo el ala de la marca Citroën. Y se convertirá en uno de los vehículos con más tecnología del mercado local.

El equipamiento tecnológico estará comandado por un sistema de información y entretenimiento de 10 pulgadas llamado DS Iris System, y por una pantalla táctil de 5 pulgadas situada junto a la palanca de cambios llamada DS Smart Touch.

El DS Iris System integra un asistente personal capaz de reconocer la voz y los gestos del conductor para ejecutar las órdenes. El DS Smart Touch, por su parte, consiste en un inédito sistema de control por gestos que pone a su alcance el control sobre algunas de las funciones favoritas del conductor, un total de seis atajos en los que se pueden pre-configurar opciones.

El nuevo DS 4 renovará la central multimedia. Foto: PSA.

Además, incorpora el DS Extended Head-Up Display, un sistema inmersivo que proyecta información indispensable para la conducción: a través de un efecto óptico, el parabrisas muestra los datos esenciales (como la velocidad, las ayudas a la conducción, la navegación, mensajes de advertencia e incluso la canción que está sonando o las alertas del teléfono), cuatro metros delante de los ojos del conductor, acompañando su mirada en una diagonal de 21 pulgadas. De este modo, el usuario puede ver todos los datos que solicite de una forma clara y sin apartar sus ojos del camino.

Su carrocería se podría definir como la de un crossover, con rasgos de hatchback tradicional y SUV, y al menos en Europa competirá contra los Volkswagen Golf y Ford Focus, entre otros.

El nuevo DS 4 tiene dos variantes: una convencional y otra con toques aventureros, llamada Cross. Se destaca por unos faros afilados, gran parrilla delantera, y un sector posterior muy agresivo, con una luneta pequeña y doble salida de escape.

Mide 4,4 metros de largo, el baúl es de 440 litros y las llantas pueden ser de ¡hasta 20 pulgadas! Las manijas de las puertas están “escondidas” y se despliegan para utilizarlas.

Los motores serán un naftero turbo de 215 CV, y un híbrido -combina un naftero y un eléctrico- de 225 CV. Aunque no se espera para Argentina, en Europa también habrá versiones diésel.

En el parabrisas de proyecta información clave para el conductor. Foto: DS.