Los dueños de celulares con versiones antiguas de Android no podrán acceder a aplicaciones de Google, como Gmail, YouTube, Drive o Maps. La empresa estadounidense no permitirá iniciar sesión en esos y otros servicios en equipos móviles con Android 2.3.7 o ediciones previas del sistema operativo. Eso ocurrirá a partir del 27 de septiembre del año en curso, según información a la que accedió el sitio 91 Mobiles.

Los usuarios de esos equipos tampoco podrán acceder a la tienda de aplicaciones de Google y no podrán descargar nuevas herramientas. El dato había sido descubierto anteriormente por usuarios de la plataforma Reddit, foro que reunió a usuarios preocupados por esta movida que dejará fuera de la “fiesta” a los smartphones más viejos.

“Iniciar sesión en su cuenta en las aplicaciones de Google ya no será compatible con teléfonos con Android 2.3.7 o versiones anteriores el 27 de septiembre”, se lee en un correo electrónico enviado a los clientes. Esto afectará el inicio de sesión del sistema y la aplicación, incluida Google Play Store. Según la página de soporte, las siguientes acciones resultarán en un ‘error de nombre de usuario o contraseña.

Los usuarios afectados podrán seguir accediendo a los servicios de Google desde el navegador web de sus celulares, pero las aplicaciones de la empresa no correrán en sus dispositivos móviles con esas versiones de Android. Siguiendo a Engadget, para realmente evitar problemas al momento de usar esas apps tendrán que pasar a Android 4.0 como mínimo, si es que los equipos soportan esa edición del sistema operativo.

Según explicaron desde la firma de Mountain View, California, esta acción es necesaria para proteger la privacidad de las cuentas. En todo caso, la movida no sorprende en un sector con actualizaciones periódicas y mejoras de seguridad constantes frente a nuevas amenazas. Cabe recordar que Android 2.3 Gingerbread que se lanzó a fines de 2010, es decir, hace más de una década. La edición 2.3.7 se liberó en septiembre de 2011.

El alcance de la medida

Si bien un porcentaje de usuarios aún emplea equipos con Gingerbread, la versión tiene tienen tan poco uso que en las estadísticas del entorno se agrupa en la categoría “otros”. Por lo demás, los equipos con ese sistema operativo ya tienen dificultades para manejar muchas de las tareas actuales.

“Sin embargo, marca un caso poco común en el que Google corta la funcionalidad básica para versiones anteriores de Android”, nota la fuente mencionada.