spot_imgspot_img
HomeDeportesLos 49 años del Burrito Ortega: su anécdota como compañero de habitación...

Los 49 años del Burrito Ortega: su anécdota como compañero de habitación de Diego Maradona en el Mundial 94

A pesar de la eterna rivalidad entre River Plate y Boca Juniors, Ariel Ortega y Diego Maradona siempre mantuvieron una gran relación. Aunque la enemistad de sus clubes los separaba, ambos formaron un vínculo especial en la Selección Argentina, al punto de compartir habitación durante la gira previa al Mundial de Estados Unidos 1994.

Solo se enfrentaron una vez: el domingo 26 de noviembre de 1995 en el superclásico que terminó igualado sin goles en el Monumental. En tanto, compartieron el plantel dirigido por el Coco Basile en la Copa del Mundo 1994: en el debut, que fue victoria 4-0 ante Grecia, el Burrito ingresó en lugar de Diego a los 38 minutos del segundo tiempo.

Desde el tercer encuentro de la fase de grupos, Ortega tuvo la responsabilidad de reemplazar definitivamente al mejor jugador del mundo, que había dado positivo en un control antidoping. Fue una pesada herencia la que debió soportar el talentoso pero entonces muy joven futbolista nacido el 4 de marzo de 1974 en Ledesma, Jujuy.

El cariño entre ambos continuó fuera de las canchas durante muchos años. Diego defendió a Ortega cuando Diego Simeone lo borró en 2011 del plantel de River por “indisciplina” y, cuando se hizo cargo de la Selección de cara al Mundial de Sudáfrica 2010, lo convocó para jugar un amistoso contra Haití a pesar de que ya era un futbolista casi retirado con 35 años.

La anécdota del Burrito Ortega y Diego Maradona en la Selección Argentina

En la gira previa al Mundial de Estados Unidos 1994, Diego Maradona tenía 34 años y daba sus últimos pasos en la Albiceleste: ya había salido campeón del mundo en México 1986 y había sido subcampeón en Italia 1990. Por el contrario, el Burrito apenas rozaba los 20 años y disfrutaba de sus primeras convocatorias a la Selección.

“Estuve todo ese tiempo con él, fuimos pocos los que pudimos disfrutar de una situación así. La verdad no quería que me tocara estar en la habitación con Diego, me daba vergüenza… Al final, fue increíble: parecía que yo era Maradona y que él era Ortega. ‘Agarrá el control, hacé lo que quieras’, me decía. No lo podía creer”, comenzó Ortega a contar la anécdota.

Ariel Ortega, Martín Palermo y Diego Maradona, en 2010 (Foto: DYN).
Ariel Ortega, Martín Palermo y Diego Maradona, en 2010 (Foto: DYN).

Y continuó: “En vez de mirar la televisión, cuando se descuidaba lo miraba. No quería tocar nada, me tiraba en la cama a mirar el techo… Imaginate los mangazos de mis amigos. Ahí vi su humildad en persona. Un ser tan grande, el máximo exponente del fútbol y que me tratara de esa forma fue algo increíble. Muchas veces durante las prácticas quería quedar afuera de los equipos para sentarme en un costado a mirarlo”.

Fue así que, además de admirar a Maradona por su carrera, empezó a quererlo como persona: “Lo amo como persona más allá de como jugador. Cuando sos pendejo y estás boludeando por ahí, chupando, uno necesita un abrazo y un consejo. Maradona me dio ese cariño y le estoy agradecido eternamente. Cuando me pasaba algo bueno siempre aparecía y me elogiaba y también estuvo en momentos difíciles”.

Ese cariño especial que el Burrito empezó a tenerle a Diego en la gira previa al Mundial de 1994 hizo que sufriera aún más el doping que llegaría unos meses después, tras la victoria por 2-1 ante Nigeria en fase de grupos. “Cuando dijo ‘me cortaron las piernas’ fue un golpe durísimo. Yo era un pibe y estaba seguro que iba a ser campeón del mundo. Esa frase me quitó la ilusión. Con Diego en la cancha ganábamos el Mundial, estoy seguro”, lamentó.

Por su parte, Maradona también disfrutó de la compañía de Ortega en su pieza. Sin ir más lejos, años después le dedicó unas hermosas palabras: “Lo quiero mucho, para mí siempre va a ser un placer enorme encontrarme con él. Yo voy a seguir queriendo al Burrito que estuvo conmigo alguna vez en una habitación”.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MIRA LO QUE PERDISTE