Jorge Capitanich viaja hace años a Panamá en el avión privado de la provincia, que le habría prestado a Leonardo Fariña para ir a ese destino en enero de 2011, según reveló ayer el diario La Nación y ahora investiga la justicia.

No es la primera vez que el gobernador tiene que explicar su relación con el país emblema de los paraísos fiscales: Entre el 28 de diciembre de ese año y el 6 de enero próximo viajó a Panamá y a Haití, donde se entrevistó con el presidente Michel Martelly, según informó oficialmente una vez conocida su estadía.

Ese viaje profundizó su crisis con el vicegobernador, Juan Carlos Bacileff Ivanoff, quien desconocía la situación mientras lo reemplazó en el Ejecutivo. Pronto comenzó a marcar sus diferencias con el “Coki”.

Pero la noticia de que su avión también estuvo en manos del supuesto valijero del empresario Lázaro Báez, mencionado como el testaferro de Néstor Kirchner, lo alternó como nunca y a través de un comunicado propuso una ley de ética periodística que obligue a los medios a presentar “una declaración jurada de bienes”.

“Hace tiempo que está fastidioso y prefiere evitar Resistencia y andar por el interior. Esta vez las denuncias le pegaron”, contó a LPO un dirigente que suele seguir sus movimientos.

Su segundo mandato parece interminable. A las peleas con su vice se sumó una crisis económica que no tiene límites y lo obligó a suspender el pago a proveedores, quedando la gobernación sitiada por permanentes reclamos. Lejos quedó aquella intención de reprimir frenada por su ex esposa y ahora diputada Sandra Mendoza, dicen, quien lo reclutó para el peronismo y ahora queda claro, era el veraddero sostén político de la pareja.

La fortuna de Capitanich

¿Porqué Capitanich viajaba tan seguido a Panamá? ¿Cómo es que su nombre aparece mezclado con el valijero Fariña, supuesto especialista en lavar plata negra de la política? En el Chaco se habla mucho de los fastuosos proyectos inmobiliarios que en su primera gestión cambiaron la fisonomía de Resistencia y alentaron los rumores sobre sus vínculos con las constructoras locales.

Pero la construcción no es el único rubro de una supuesta fortuna de alcance inimaginable. En 2008 reconoció ser parte fundador de Fondagro, un Fondo Común Cerrado de Inversión dedicado a la explotación agrícola de grandes extensiones de tierra, primero en el nordeste del país y luego en la provincia de Buenos Aires.

“Dice que se desvinculó pero maneja al menos el 10% de la producción de soja de la provincia”, comentan en Chaco. También se lo involucra con la filial local de la red de negocios de venta de electónicos Megatone, otra de las patas del modelo. Casualidad o no, esta marca suele auspiciar espectáculos locales.

Un porfolio de negocios así permiten especular que sus viajes a Panamá eran para más que turismo. Sobre todo porque la prensa local asegura que su avión tiene una actividad intensa y hasta lo habrían tenido que cambiar. “Varias veces hizo paradas de urgencia antes de llegar a Centroamérica”, aseguran.

Otra versión menciona el tránsito de dinero hacia la vecina Paraguay.

Crisis política

Como sea, los nervios de Capitanich no son en vano: Su coyuntura política no es la mejor, sin socios locales y obligado a ser candidato testimonial para mantener vigencia para 2015.

“Lo que le pasa es que está solo, porque gobierna solo. Insulta a todo su gabinete y no construye políticamente. Sólo así se explica que esté enfrentado al vice que lo acompaña desde 2007”, lo describen.

La crisis económica tiene también relación con su distancia de la Casa Rosada. Mientras se especulaba con que sería vice de Cristina, lejos de eso Máximo Kirchner le impuso los dos candidatos a diputados nacionales. Discutieron feo y hasta dicen que hubo sillazos. Después vino su segundo mandato, donde no tiene días tranquilos.

La Politica Online

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here