Después de las disputas internas sobre su rol en los actos proselitistas, el expresidente Mauricio Macri se sumó hoy a la campaña de Juntos por el Cambio de cara a las PASO de septiembre y acompañó a la exgobernadora bonaerense y precandidata a diputada nacional por la ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, a un acto en la ciudad de Buenos Aires.

“Estoy tratando de ver cómo organizarme porque tengo pedidos para que participe en todo el país”, dijo Macri antes de ingresar al Museo Fernández Blanco, en el barrio porteño de Retiro, donde junto a Vidal y la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, se reunió con padres que el año pasado habían apoyado el regreso a clases presenciales en CABA.

El exmandatario, quien había estado ausente en el contexto de disputas internas que generó su rol en estas elecciones y de viaje por Europa, donde permaneció más de 40 días, ratificó de ese modo su participación en la campaña del espacio para las PASO del 12 de septiembre, previo a los comicios legislativos del 14 de noviembre.

“Estoy tratando de ver cómo organizarme porque tengo pedidos para que participe en todo el país”

MAURICIO MACRI

Macri había estado ausente en el contexto de disputas internas que generó su rol en estas elecciones y de su viaje a Europa, donde permaneció más de 40 días.

“Hay que ir a votar y le pedimos a la gente que por favor nos acompañe para decirle basta al kirchnerismo”, dijo Macri antes de participar de la actividad que había estado prevista en el museo Sívori del barrio de Palermo, pero se cambió de lugar a último momento.

Consultado sobre las disputas que existen en ese espacio opositor y las múltiples listas que se presentarán en las PASO, algunas con dirigentes del PRO y otras con radicales, Macri sentenció: “Queremos que pronto dejemos atrás estas PASO y nos concentremos en la verdadera de elección que es en noviembre”.

El expresidente conversó con los vecinos de CABA.

El expresidente conversó con los vecinos de CABA.

Asimismo sobre la situación actual de Juntos por el Cambio en la consideración de la sociedad, el exmandatario aseguró: “No comparto que el apoyo a Juntos por el Cambio esté en baja”.

“El apoyo, a pesar de las dificultades económicas que tuvimos entre el 2018 y 2019, con los problemas de financiamiento, la sequía, y lo que heredamos con la bomba que no pudimos desarmar pese a las expectativas que generamos, fue del 41 por ciento y ahora está subiendo porque hay muchos que votaron con la esperanza de tener la heladera llena y el asado gratis y están muy desencantados”, argumentó.

En ese marco, pidió a la sociedad que acuda a las urnas y vote para “transformar la tristeza en rebeldía”, e indicó que “la herramienta es ir a votar”.

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien había trascendido que compartiría hoy un almuerzo con Macri que finalmente no se concretó, acompañó a su exvicejefe y precandidato a diputado nacional de Juntos en la provincia de Buenos Aires, Diego Santilli, a una actividad proselitista en el partido bonaerense de Bahía Blanca.

El alcalde porteño elogió la gestión en el área de seguridad de CABA de Santilli, quien competirá en las PASO de la provincia con la lista que encabeza el radical Facundo Manes, al destacar que tiene “muchísima experiencia en una de las principales preocupaciones de la provincia, que es la inseguridad”.

“Es uno de los pocos tipos en la Argentina que puede demostrar haber tenido una gestión donde la seguridad mejoró, donde todos los delitos bajaron y eso es un gran orgullo”, expresó Rodríguez Larreta en una conferencia de prensa que compartió con Santilli y referentes bahienses y provinciales en un local partidario del centro de la ciudad.

Santilli, por su parte, sostuvo que “hay que hacer una transformación” en la Policía de la Provincia de Buenos Aires y advirtió que “hay que poner a los policías en la calle, en la provincia hay entre 10.000 y 15.000 que están haciendo tareas administrativas en las comisarías”.

Asimismo, señaló que es necesario profundizar las tareas “preventivas y de detención”, evitar “la excarcelación en delitos graves” y lograr que los criminales “no entren por una puerta y salgan por la otra”.

Manes por Olavarría y Azul

Manes, por su parte, realizó una recorrida de campaña por Olavarría y Azul y destacó que “estamos llegando a 110 mil muertos” por coronavirus en el país.

“Para que tomen dimensión de la tragedia, Azul tiene alrededor de 55 mil habitantes, estamos llegando a una cantidad de muertos como si hubiesen desaparecido casi dos ciudades de Azul”, afirmó Manes, cuyo espacio, Dar el Paso, denunció hoy la destrucción de más de 100 carteles de su campaña en la ciudad de La Plata.

Asimismo, sostuvo que “es difícil vivir en un país donde la corrupción es la norma” y dijo que “el gran desafío es convertir la apatía de los argentinos en esperanza”.

“La Argentina no solo necesita ser bien administrada, necesita ser inspirada hacia la prosperidad, hacia el mundo moderno, hacia el siglo XXI”, advirtió en un comunicado que reportó la actividad del referente radical y manifestó que “estamos cada vez más desfasados del mundo”.

Por otra parte, el dirigente, que estuvo acompañado por precandidatos de su espacio y referentes de la provincia de Buenos Aires, consideró que “es muy bueno que las listas y los liderazgos de la oposición no se definan con una lapicera, que el voto popular defina el liderazgo opositor”.