Marcelo Gallardo sabe que su River todavía no funciona. Se fueron piezas importantes y aún faltan pulir detalles en la manera de jugar. En el empate ante Independiente, el entrenador fue crítico con sus futbolistas y señaló que se regaló el primer tiempo.