Entre aplausos y con su poncho, el intendente de José C. Paz Mario Ishii dejó caminando el hospital después de estar doce días internado por coronavirus y seguirá la recuperación en su casa. En una suerte de “mini acto” hubo militantes que lo arengaron, cámaras de TV y banderas.

El jefe comunal atravesó por serias complicaciones en su estado de salud mientras estuvo alojado en el hospital municipal Domingo Angio, ya que llegó a estar en terapia intensiva y en coma.

Después de salir caminando del hospital, entre aplausos y gritos de aliento, tuvo un breve contacto con la prensa y les agradeció a los médicos. Luego escribió en Twitter: “Recibí el alta de mi internación por COVID-19 en el hospital Domingo Angio. Agradezco inmensamente a Dios por mi estado de salud y a todo el personal médico que trabajó en mi atención y cuidó de mi en estos días. Continuaré con la recuperación y el tratamiento en mi hogar”.

Con su poncho rojo en el hombro, una marca registrada del histórico dirigente peronista, inicialmente fue aplaudido por los trabajadores del hospital cuando salió de la habitación en la que estuvo alojado después de casi dos semanas de internación. Luego recibió muestras de afecto fuera del centro de salud y se retiró en una camioneta.

El intendente estaba internado desde el 22 de julio después de dar positivo en COVID-19, luego de estar aislado preventivamente por ser contacto estrecho de una persona con la enfermedad. Durante su internación tuvo dificultades: debió requerir asistencia respiratoria y fue trasladado a una sala de terapia intensiva.

En sus primeros días de internación se agravó su estado de salud por un cuadro de insuficiencia respiratoria secundario a una neumonía bilateral grave por coronavirus. Llegó a estar en coma farmacológico por una evolución grave de su estado general.

Luego empezó a presentar una evolución favorable, sin asistencia respiratoria mecánica y sin sedación farmacológica, y realizó rehabilitación con el equipo de kinesiología. Finalmente el lunes el dieron el alta y dejó el hospital.

Ishii es uno de los llamados “barones del conurbano”. Asumió al frente de la intendencia de José C. Paz en 1999 y gobernó ininterrumpidamente hasta 2011. En ese momento compitió en una interna del Frente de Todos y perdió de manera aplastante contra Daniel Scioli.

Después fue senador bonaerense, cargo que ejerció entre 2013 y 2015. Ese año se impuso en las elecciones municipales y volvió a la jefatura comunal de José C. Paz, cargo que ocupa actualmente.

En 2017 trató de competir en una interna contra Florencio Randazzo, pero no no lo consiguió ya que la Justicia le impidió que participara la lista de precandidatos que impulsaba.