Luego de aislarse en su casa por ser contacto estrecho de una persona de su entorno con COVID-19, el intendente de José C. Paz, Mario Ishii, se realizó un hisopado PCR y hoy se confirmó que se contagió de coronavirus. Tras conocer el resultado positivo, fue internado de manera preventiva en un hospital de ese partido bonaerense, donde se monitoreará la evolución de la enfermedad.

La tarde del martes pasado, Ishii había dado a conocer a través de sus redes sociales que se encontraba aislado junto a su familia: “Quiero contarles a todos los vecinos y vecinas de José C. Paz que me encuentro aislado por ser contacto estrecho de una persona con COVID positivo. Me encuentro en mi hogar junto a mi familia, con muy buen estado de salud y trabajando diariamente para los paceños”.

Este jueves, ya con el diagnóstico confirmado, el jefe comunal, de 62 años, fue trasladado al Hospital y Centro de Tratamiento Vía Aérea de COVID-19 Domingo Angio, “con el objetivo de seguir de cerca la evolución de la enfermedad”, explicaron desde el municipio, ya que se trata de un paciente con comorbilidades y calificado de riesgo.

Por medio de un comunicado, las autoridades municipales también contaron que el intendente “se encuentra con excelente ánimo”.

Hace unos meses, Ishii había tenido otro inconveniente de salud. En marzo pasado fue operado por una hernia abdominal. Según contó él mismo, en aquella ocasión comenzó a tener fuertes dolores abdominales mientras estaba trabajando en su despacho del Palacio Municipal por lo que debió ser auxiliado de urgencia. Poco después, se manifestó “muy agradecido por la atención recibida y el trabajo que realizó el Doctor Daniel Caiña (jefe del área de cirugía general del hospital de Trauma Federico Abete de Malvinas Argentinas) y su gran equipo de profesionales”.

Ishii, de 62 años, tiene comorbilidades por lo que es considerado paciente de riesgoIshii, de 62 años, tiene comorbilidades por lo que es considerado paciente de riesgo

En una de sus últimas actividades antes de aislarse, Ishii se reunió la semana pasada con el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada. En ese encuentro hablaron por más de 90 minutos, con la obra pública como eje principal.

A mediados del año pasado, el alcalde, uno de los más longevos en el conurbano bonaerense, fue protagonista de un polémico episodio a partir de la difusión del video en el que se ve al intendente afirmarle a un grupo de choferes de ambulancias que los protege cuando “se mandan unas cagadas y venden falopa”.

Las imágenes que generaron un escándalo cuando se conocieron a través de las redes sociales fueron registradas con un teléfono celular en momentos en que el jefe comunal mantenía una discusión con un grupo de empleados públicos del sector de la salud del municipio, quienes reclamaban mejores condiciones laborales.

“Así te lo digo. Yo quiero laburar con los que quieren laburar y tengan ganas de laburar. Los que no quieren laburar, muchachos, tienen libertad de acción. Porque cuando se cagan de hambre, vienen a pedir laburo y yo se los doy. O se mandan una cagada, venden falopa, yo los tengo que cubrir, no los rajé todavía, cuando me están vendiendo falopa con las ambulancias”, intervino Ishii durante la protesta.

Como era de esperar, la polémica estalló y el intendente salió a dar explicaciones: “Me sacaron de contexto”. “Yo no encubro la venta de falopa. Tomaron una sola parte de lo que dije con una intención maliciosa”, aseveró el intendente. Después, en una entrevista con Infobae, el funcionario dijo que utilizó la palabra “falopa” para referirse a “medicamentos”, y aclaró “yo estaba hablando de Rivotril, Alplax, y esas cosas que se utilizan para dormir”.