El Gobierno trabaja a contrarreloj para terminar los preparativos de unas Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) atípicas: serán las primeras en pandemia por lo que requerirán de una serie de cuidados especiales para evitar contagios y la propagación del coronavirus.

Para lograr este objetivo, la Casa Rosada debió adaptar los actuales centros de votación y crear miles más: para estas primarias se pasará de unas 14 mil escuelas a 17 mil espacios habilitados para sufragar. No solo se sumaron instituciones educativas sino también clubes y otros espacios en los que se pueda respetar la distancia de dos metros y haya ventilación cruzada.

Durante estos comicios se podrá observar una figura inédita. Se trata del facilitador sanitario, que será integrante del Comando Electoral, y deberá garantizar que se respeten los cuidados y no se aglomeren personas en espacios cerrados.

Según cifras a las que accedió TN.com.ar, se espera que el Comando Electoral disponga unos 25 mil agentes más que en las presidenciales de 2019 y entre dos mil y cuatro mil centros nuevos de votación.

Fue la Cámara Nacional Electoral (CNE) la que dispuso una reducción de la cantidad de votantes en cada establecimiento con un máximo de ocho mesas, lo que justamente obligó a diagramar nuevos centros de votación. Esto representa un fuerte dolor de cabeza para los partidos más chicos, que debieron salir a la búsqueda de un ejército de fiscales para supervisar los procesos en todo el territorio. Para los espacios más grandes la cuestión tampoco es menor ya que debieron capacitar a todos sus nuevos fiscales.

Solo en la provincia de Buenos Aires se diagramaron unos 5632 centros de votación con casi 37 mil mesas a las que concurrirán los electores. Según estimaciones del diario La Nación, el oficialismo y Juntos dispondrán unos 42.000 fiscales generales y de mesa para dar cobertura a todos estos espacios.

En el Ministerio del Interior que conduce Eduardo “Wado” de Pedro aseguran que estas medidas sanitarias aumentaron el costo de las Primarias y las legislativas, llevándolas a unos 19 mil millones de pesos.

El covid cambió la realidad de las elecciones: habrá más de tres mil establecimientos más para votar. (Foto: Adobe Stock).

A modo de ejemplo, en 2019 hubo 85.000 efectivos dispuestos para las presidenciales, mientras que este año habrá 114.000 agentes, entre integrantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

Justamente ese aumento se debe en parte, gracias a la figura del facilitador sanitario, que será un integrante de las fuerzas armadas o de seguridad y tendrán la tarea de ordenar el ingreso de votantes para no saturar la capacidad interna del local, constatar el uso de tapabocas, hacer respetar el distanciamiento social de 2 metros entre las personas y controlar que se cumpla la capacidad máxima de concurrencia en los locales de votación.

El Gobierno trabaja para culminar los preparativos de las elecciones. Créditos: EFE/ Juan Ignacio Roncoroni.Por: EFE Servicios

Respeto a las autoridades de mesa, se esperan que esta elección requieran de unas 250 mil personas debido al aumento de los centros de votación. Habrá delegados en los locales de votación, delegados judiciales, delegados tecnológicos, etc.

Por estas horas en el Ejército trabajan -al igual que en los primeros meses de la pandemia en 2020- en la confección de alcohol en gel, un proceso que es abonado por el Ministerio de Salud.

Controles y cuidados sanitarios

Esta semana el Ministerio del Interior insistirá en que cada ciudadano habilitado para votar vuelva a chequear su centro de sufragio para evitar traslados innecesarios y conozca sus nuevos lugares de votación.

Los integrantes de grupos de riesgo tendrán horario prioritario de dos horas por la mañana, y el resto de los votantes deberá cederles el turno, aunque en la ciudad de Buenos Aires se anunció que los mayores de 70 años tendrán la prioridad durante toda la jornada de votación.

Entre otras sugerencias se propone a los votantes que lleven su propia lapicera para firmar el padrón tras sufragar y que no utilicen saliva para cerrar los sobres con las boletas.

Las personas afectadas o aisladas por presentar síntomas o haber sido contacto estrecho de pacientes con coronavirus estarán eximidas de votar el 12 de septiembre. Desde la cartera del Interior aseguran que la recomendación general es que no lo hagan, pero advierten que no pueden prohibir a nadie que ejerza sus derechos.