En 2017 una noticia entristeció a los fanáticos del Dodge Viper: la por entonces Fiat Chrysler Automobiles (hoy parte del gigante Stellantis) decidió que el deportivo dejaría la línea de producción después de 25 años. Uno de los “muscle cars” más salvajes se despedía.

Ahora una de esas últimas unidades saldrá a subasta a través de la casa RM Sotheby`s. Y se trata de una de las versiones más radicales que tuvo el modelo, la SRT ACR.

Su imagen lo dice todo: enorme alerón, entradas de aire más marcadas, mínima distancia al piso y en este caso los colores negro y rojo. Se espera que el comprador desembolse entre 150.000 y 185.000 euros por esta unidad que está casi nueva.

Uno de los últimos Dodge Viper fabricados sale a subasta.

Vamos a lo importante: bajo el enorme capot el Viper tiene un V10 de 8,4 litros que rinde 654 caballos de fuerza, atención, unido a una caja manual de 6 velocidades. La tración es trasera y esta variante ACR suma todavía más ajustes pensados específicamente para la pista.

También tiene suspensión regulable con 10 posiciones y un diferencial de deslizamiento limitado para tratar de que la potencia llegue de la mejor manera al asfalto. Llantas negras de 19 pulgadas y salidas de escape laterales aportan a una imagen tan deportiva como intimidante.

Quien lo compre se llevará a su cochera además de una leyenda entre los “muscle cars”, un auto con apenas menos de 7000 kilómetros rodados. Es decir, ¡casi nuevo!

Esta unidad tiene menos de 7000 km.

Esta unidad es de 2017, último año en el que se fabricó el modelo. ¿Por qué esta bestia sobre ruedas abandonó la línea de montaje? Básicamente por las bajas ventas. Pero también por futuras obligaciones de seguridad como los airbags laterales, cuya instalación sería muy costosa.

El Viper nació en 1992 y desde entonces es un referente entre los autos “musculosos”. Sus proporciones con un capot bien largo, su imagen intimidante y por sobre todo su potencia brutal, lo convirtieron en una leyenda. En Estados Unidos enfrentaba a otros mitos como el Chevrolet Corvette.

Cuando se anunció su retiro de la producción como homenaje salieron algunas ediciones especiales que se agotaron rápidamente. La “fiebre Viper”, por ejemplo, hizo que un concesionario de Carolina del Norte recibiera 135 pedidos, todo un récord por tratarse de un auto casi de carrera.