Estaba escondido debajo de la cama, en la casa de un conocido. La nena, permanece internada en el hospital Pediátrico.

Policías de Puerto Tirol detuvieron a un hombre de 25 años acusado por su pareja de arrojar agua caliente a su hija de tres años. Tras varios días del hecho, los efectivos lograron capturarlo en la tarde de este jueves, en una casa ubicada por Capitán Solari e Independencia.

La situación se había dado el pasado domingo por la noche, cuando la madre llevó a su hija hasta el centro de salud de Puerto Tirol. Según denunció, su pareja estaba haciéndole vapor de agua pero la niña terminó con quemaduras en la cara.

Luego del oficio judicial donde se ordenaba la captura de esta persona, los efectivos pudieron encontrarlo en la vivienda de un conocido. Esta persona dejó pasar a los empleados policiales, quienes lo hallaron escondido debajo de la cama. Fue aprehendido por “supuestas lesiones”, con intervención de la Fiscalía de Investigación Penal N° 6.