En mayo, hicimos eco de una serie de informes que apuntaban hacia los nuevos planes de Netflix, plataforma que según aquella información, pretende potenciar el contenido interactivo en su catálogo.

Un nuevo reporte señala que la compañía tras el servicio de streaming contrató a Mike Verdu como vicepresidente de desarrollo de juegos. Anteriormente, Verdu había ocupado puestos ejecutivos en Electronic Arts, Zynga y más recientemente en la división dedicada a Oculus de Facebook, como vicepresidente de proyectos de realidad aumentada y realidad virtual.

 

Un acercamiento más estrecho al contenido interactivo

La noticia de esta contratación fue dada a conocer por Bloomberg durante la tarde de ayer. Desde entonces, Verdu ha declinado la emisión de declaraciones ante la prensa.

Mike Verdu acumula experiencia en el mundo del software desde 1985, incluyendo proyectos de inteligencia defensa, hasta un paso por Atari, además de las empresas mencionadas anteriormente.

Según afirma aquel reporte, Netflix tiene como propósito ofrecer videojuegos en su plataforma de streaming en 2022, de acuerdo a lo comentado por una fuente anónima al interior de la compañía. Estos contenidos no dependerán de alguna suscripción adicional y se ofrecerán como una categoría más dentro del catálogo, tal como los especiales de comedia o los documentales.

El puesto de Mike Verdu es precedido por director de operaciones de Netflix, Greg Peters, quien durante el último informe de utilidades de la compañía en abril, comentó: ‎»Estamos en el negocio de crear estos increíbles universos profundos y personajes convincentes y la gente llega a amar esos universos y quieren sumergirse más profundamente y conocer mejor a los personajes y sus historias de fondo y todas esas cosas. Así que realmente estamos tratando de averiguar cuáles son todas estas diferentes formas en que podemos aumentar esos puntos de conexión, podemos profundizar ese fandom». ‎

En la misma ocasión, destacó bajo aquel aspecto el potencial de los juegos como un formato de contenido que puede despertar más interacciones, señalando que en sus planes contemplaban de momento “seguir adelante, continuar aprendiendo y descubriendo a medida que se avanza».‎

Aunque Netflix concentra la no despreciable suma de 207 millones de suscriptores alrededor del mundo, el mercado en el que se inserta esta propuesta se ha vuelto cada vez más competitivo con el paso de los años. Todo apunta a que este podría ser uno de los recursos que puede contribuir a una diferenciación significativa frente a su competencia y a la eventual atracción de nuevos públicos,