Un rumor que tiene como protagonista a Nintendo suena con fuerza en los pasillos del sector gamer. Sitios especializados como Nintendo Life Eurogamer corroboran una información que circuló previamente en redes y podcasts que apuntan a la llegada de juegos de Game Boy y Game Boy Color a la consola Switch.

Se indica que el lanzamiento incluirá una centena de títulos provenientes de esas plataformas portátiles y que se ofrecerían a través del servicio Switch Online. Las especulaciones no incluyen el posible listado de jueguitos que estarían disponibles en un primer despliegue. Como fuere, los fans de Nintendo y de los juegos retro celebran esta posibilidad.

La movida no sorprendería teniendo en cuenta que en el pasado Nintendo curó su catálogo de juegos para NES y SNES llevándolos a la nueva consola Switch. Además, siguiendo el repaso de The Verge, también tiene lógica que la compañía japonesa extienda su biblioteca de juegos echando mano a entregas antiguas en un segmento en el que sus competidores también sacan provecho de las remakes y remasterizaciones que inyectan calidad en los videogames más viejitos.

Consultados sobre este rumor y del posible lanzamiento de unidades de Game Boy actualizadas, desde Nintendo dijeron: “No tenemos nada que anunciar sobre este tema”.

La primera consola Game Boy apareció en el mercado en 1989. Casi una década más tarde, hacia 1998, Nintendo lanzó la Game Boy Color.

La revancha para un juego que nunca llegó a Game Boy

Tal como contamos acá, recientemente se lanzó una campaña para revivir a Infinity, un jueguito que fue creado entre 1999 y 2001 y que nunca llegó a manos de los jugadores. De hecho, nunca se terminó de desarrollar. El título que tendrá revancha es un RPG (las siglas que designan a los juegos de rol) que el estudio Affinix Software creó hace unos 20 años para la consola portátil Game Boy Color. Según cuentan en Nintendo Life, la entrega se canceló debido a problemas de publicación, además de que por entonces el lanzamiento de Game Boy Advance era inminente.

El juego renace de las cenizas a dos décadas de haber sido cancelado. La idea es cortesía de dos estudios independientes, Retro Modding e Incube8 Games, que lanzaron en la comunidad de financiamiento colectivo Kickstarter una campaña para recaudar fondos y terminar el desarrollo de Infinity, que está incompleto. Si todo marcha según los planes, el juego se podrá conseguir en formato digital e incluso en un cartucho físico para los que aún tengan una unidad de la Game Boy Color, que además funcione.

La aventura se mueve en función de una fuerza maligna que afecta a los habitantes de la Tierra. En la descripción oficial dicen que, en tal contexto, dos naciones rivales se precipitan hacia la guerra “mientras una figura sombría les provee armas impías de inmenso poder”. El videogame se despliega en un mundo con 50 áreas y en argumento rico, con más de 3.000 líneas de diálogo y seis personajes para escoger.