Niantic, empresa responsable del aclamado juego para celulares Pokémon Go, ha decidido abandonar todas las medidas de seguridad sanitaria en plena pandemia a pesar de varias quejas de sus jugadores.

Pokémon Go ha sido bastante reconocido por impulsar decisiones que muchos han considerado beneficiosas para la salud de todos sus usuarios. Desde su lanzamiento fue aclamado por ser una opción entretenida para que jugadores salieran a caminar y conocer ubicaciones en todas partes del mundo, y más recientemente muchos apoyaron las medidas preventivas adoptadas por el juego para permitir su uso sin salir de casa.

Justo esas modificaciones adoptadas en 2020 como respuesta ante la crisis causada por el COVID-19 serían las que actualmente Niantic estaría eliminando para hacer que los usuarios vuelvan a jugar el título de la misma manera que se hacía en épocas antes de la pandemia.

Los cambios en específico consisten en las facilidades para jugar desde casa, pues la distancia a la que se tiene que estar cerca de ubicaciones del mundo real se reducirá a la mitad como parte de la nueva actualización, pasando de un máximo de 80 metros para interactuar con una Poképarada, a los 40 metros originales del juego, convirtiendo en requisito el salir de casa para muchos.

La opción de poder interactuar con locaciones dentro del juego a pesar de estar a una distancia bastante alejada permitía que varios jugadores continuaran usando la aplicación a pesar de no poder salir de casa ya sea por prevención o por tratarse de cuarentenas impuestas en sus regiones respectivas.

Otras de las modificaciones se dan en relación a los ítems que se usan dentro del juego pues le objeto Incienso que atrae Pokémon para que sea más fácil atraparlos ahora funcionará únicamente cuando y si el jugador está caminando en la vida real. De forma similar, los regalos obtenidos mediante Pokémon acompañantes se reducirán en cantidad de 5 diarios a apenas 3.

Cabe aclarar que no todas las medidas adoptadas durante la pandemia desaparecerán, aunque sí se verán modificadas para un tipo de juego más inclinado hacia el movimiento en diversas locaciones del mundo real. Ese es el caso de las incursiones remotas, las cuales se mantendrán activas, pero los jugadores que no estén ubicados en el área exacta aportarán una menor cantidad de daño al combate en comparación a aquellos que sí.

Se cree que estas medidas se estarían adoptando debido a la labor de mapeo de Niantic, empresa que ha sido bastante reconocida por trabajar con experiencias de realidad aumentada enfocadas en recopilar información geográfica mediante la interacción de sus usuarios. Sin embargo, la empresa aún no ha dado una explicación al respecto.

Por ahora las modificaciones se adoptarán inicialmente en las versiones del juego disponibles tanto en Estados Unidos como en Nueva Zelanda, con intenciones de expandirlas al resto del mundo. La decisión de darle vuelta a la aplicación para que se parezca más a su versión de hace un par de años, se tomaría justo en un momento en el que varios países están demostrando preocupación ante la propagación de nuevas variantes del COVID-19.