La Policía de Corrientes logró salvarle la vida a una beba de un año y nueve meses que se estaba ahogando con una semilla de mandarina, informó este viernes la fuerza.

El hecho se registró en el barrio La Tosquera de la ciudad de Corrientes, cuando la madre llegó desesperada a la guardia policial pidiendo ayuda para su hija.

Según detalló la fuerza, los efectivos identificados como el oficial Rodríguez y el cabo primero Oviedo se dieron cuenta que a menor no respiraba, por lo que comenzaron a realizarle maniobras de reanimación, logrando estabilizarla.

Posteriormente, la beba fue llevada al Hospital Pediátrico Juan Pablo II, donde fue atendida para su total recuperación.