HomeMundo"Putin arrastra a la OTAN a una guerra no convencional en Ucrania...

“Putin arrastra a la OTAN a una guerra no convencional en Ucrania y Estados Unidos va a tener que meterse”

 La decisión del presidente ruso Vladimir Putin de reconocer la independencia de las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk supone un giro en la frágil situación que se vive en la frontera este de Ucrania. Con este movimiento, Rusia precipita una respuesta militar que obliga a Estados Unidos y la OTAN a descartar una vía diplomática. En lo inmediato, el reconocimiento de las repúblicas prorrusas entierra los Acuerdos de Minsk.

Putin culpó a Ucrania por la falta de predisposición al diálogo y la acusó de preparar una guerra relámpago en el Donbás. También desconoció la legitimidad de su vecino al afirmar que Lenín es “el autor y arquitecto de Ucrania”.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrel, fue el primero en reaccionar y sostuvo que la acción del Kremlin representa una “flagrante violación a la integridad territorial de Ucrania”. Hasta hace horas atrás, el presidente francés Emmanuel Macron trataba de allanar el camino a una solución negociada.

 

Para Eduardo J. Vior, magister en Ciencia Política por la Universidad de Heidelberg (Alemania), “Putin no podía aguantar la presión interna” del Consejo Nacional de Seguridad y resolvió dar el paso. “Ahora Rusia tiene que parar la ofensiva en el territorio, inmovilizar al Ejército ucraniano, interfiriéndole las comunicaciones, y hacer una amenaza muy fuerte sobre los principales centros políticos y económicos de Estados Unidos y Europa para que convencerlos de que la cosa va en serio”, asegura a LPO.

Si este conflicto se prolonga, Estados Unidos va a tener que meterse porque es la fuerza más seria de Occidente. Ucrania no puede sostener esta situación militarmente.

 

Ante este panorama, “la solución en lo inmediato es militar”. “Si este conflicto se prolonga, Estados Unidos va a tener que meterse porque es la fuerza más seria de Occidente. Ucrania no puede sostener esta situación militarmente. El objetivo en este momento es terminar con esta confrontación lo más rápido posible”, sostiene el analista internacional.

 

Según Vior, por sus  limitadas opciones estratégicas, Putin se ve obligado a avanzar e instalar a sus soldados en la frontera de Ucrania. El siguiente paso es “la formación de un contingente de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), igual que en Kazajistán, y mandar a las milicias al frente con comandos rusos, sin una confrontación directa”.

“Es decir, implicarse lo menos posible en el terreno. Pueden desarticular la estructura de mandos y las comunicaciones del Ejército ucraniano por vía electrónica”, explica Vior aunque no descarta que Putin “acuda a bombardeos para eliminar las comunicaciones”.

Putin recibió este lunes al Consejo de Seguridad del Kremlin.

 

Todos los países involucrados esperan lo mismo: que Rusia limite el virtual despliegue de tropas en el Donbás. El presidente ucraniano Volodímir Zelenski habló con Joe Biden, quien le prometió sanciones para Moscú en las regiones separatistas. Macron y el canciller alemán Olaf Scholz, que se reunieron con todas las partes y trataron en vano de frenar la escalada, dijeron sentirse “desilusionados”, pero reafirmaron su posición común -basada en un tono menos alarmista que el de la Casa Blanca- de apostar por la salida diplomática.

Más allá de haber intentado ensayar su política de autonomía estratégica para Europa, lo cierto es que según el analista consultado, Macron “va a la elección presidencial de abril con una oposición masiva en la sociedad francesa, donde está el bloque gaullista y el bloque atlantista, las viejas líneas de confrontación”.

 

Por su parte, Scholz “tiene una ministra de Exteriores, Annalena Baerbock, profundamente atlantista, y dentro del PSD también tiene fuerzas atlantistas”. “Si consiguen establecer líneas de negociación, van a recobrar vigencia, sino van a quedar aplastados. Tampoco creo que Biden esté en condiciones de manejar esta dinámica, porque está débil y para ganar puntos se tiene que respaldar en la derecha demócrata y en la derecha republicana”, afirma Vior.

Con todo, en caso de producirse una guerra abierta, los métodos no serán los de un enfrentamiento convencional del siglo XX. Rusia se ha perfeccionado en los ciberataques, está acostumbrada a bombardeos aéreos -como los que practica en Siria- y posee misiles de largo alcance. Podría no involucrar a sus soldados y aun así controlar la situación en la frontera con Ucrania. Estados Unidos viene invirtiendo en armamento con inteligencia artificial y Moscú sostiene que está desarrollando armas biológicas.

De producirse una guerra abierta, los métodos no serán los de un enfrentamiento convencional del siglo XX. Rusia se ha perfeccionado en los ciberataques, está acostumbrada a bombardeos aéreos -como los que practica en Siria- y posee misiles de largo alcance.

 

Vior considera que la OTAN busca “recuperar puntaje” en Ucrania después de la fallida retirada de Afganistán. Pero las expectativas occidentales se muestran demasiado optimistas. “Ellos confían en que los ucranianos van a aplastar a las repúblicas del Donbás en dos días y expulsar a la población rusoparlante”, señala.

Scholz y Macron en una reciente reunión en el Palacio Eliseo.

 

“Esto es absurdo, pero es su estrategia. No pueden imaginar ahora un ataque directo a Rusia, lo que quieren es que Rusia meta muchas tropas así con una coalición internacional la atacan desde distintos frentes. Por detrás está el respaldo electrónico y espacial de China a Rusia”, advierte.

 

 

spot_imgspot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MIRA LO QUE PERDISTE