HomeNOTICIASRecuerdos y relajación: los aportes de la lluvia, su olor y su...

Recuerdos y relajación: los aportes de la lluvia, su olor y su sonido a la vida cotidiana

Un día lluvioso puede alimentar la melancolía y la tristeza. Si se cambia la perspectiva, un día gris puede ser una oportunidad de contemplar otro ambiente alrededor: lo mismo de todos los días ahora tiene otro color, otra forma, otro aroma y otro sonido.

El ruido de la lluvia es una las melodías de la naturaleza más populares que existen: ayuda no sólo a relajar sino también a conciliar el sueño. Hay grabaciones con audios de lluvia con este fin.

Orfeu Buxton, investigador de desórdenes del sueño de la Universidad de Harvard, se remonta a la prehistoria para encontrar una explicación: “En la época de nuestros antepasados, cuando todo se encontraba en calma, sin amenazas, lo único que podían escuchar eran los suaves ruidos de la naturaleza, como el viento, el agua y los pequeños animales, como pájaros o insectos. Estos sonidos no son una amenaza, por lo que ayudan a relajar a la gente. Es como si estuvieran diciendo ‘no te preocupes, no te preocupes, no te preocupes’

Si la pereza que causa la lluvia no puede aprovecharse y hay que salir a la calle llueva o truene, entonces hay que hacerlo con la mejor predisposición: unas buenas botas, piloto y paraguas están hechos para salir a andar bajo el agua y se impone admirar el entorno. ¡El aire es más limpio cuando llueve!

Los químicos atmosféricos del MIT, Instituto de Tecnología de Massachusetts, publicaron un estudio en la revista Atmospheric Chemistry And Physics que demostró cuán efectiva es la lluvia para reducir la contaminación del aire.

Dan Cziczo, profesor de desarrollo profesional de química atmosférica, dice que estos resultados pueden extrapolarse para predecir el potencial de la lluvia para ayudar a abordar problemas como la calidad del aire y la salud humana, así como el efecto de las nubes en el clima.

El olor de la lluvia y la memoria olfativa

Se puede reconocer el olor a lluvia, o mejor dicho, el olor del suelo y el aire cuando llueve. “En el suelo, hay una sustancia llamada geosmina, palabra de origen griego que significa aroma (smina) a tierra (geo). Se produce por determinadas bacterias que hay en el suelo y cuando se moja, sale el petricor… y volamos a la infancia”, resume Ana Cofré (M.N.117.124), médica avezada en Patología de Olfato y Gusto. ¿Quién no relaciona la lluvia con las tortas fritas?

“Dependiendo de cada uno, el aroma generará reacciones diferentes de acuerdo a la experiencia personal vivida. La memoria olfativa es algo personal, único e intransferible, es nuestro legado adquirido desde la vida intrauterina”, explica la otorrinolaringóloga.

Recuerdos y relajación: los aportes de la lluvia, su olor y su sonido a la vida cotidiana

Qué es el petricor, el responsable de que la lluvia huela bien

Como mencionó Cofré, el aroma dulce, fresco y calmante se llama petricor. Cuando se dice que hay olor a tierra húmeda, en realidad lo que se está oliendo es justamente todo este efecto químico que describió la médica.

Las tormentas eléctricas también tienen su papel que desempeñar, creando el olor limpio y agudo del ozono, causado por rayos y otras descargas eléctricas en la atmósfera.

spot_imgspot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MIRA LO QUE PERDISTE