Se desarrolló una intervención para desobstruir el sistema de desagües a cielo abierto en la intersección de las calles San Lorenzo y Fortín Alvarado en el barrio Palermo I. Además del buen escurrimiento de las aguas, el objetivo de esta acción es darle un buen mantenimiento al sistema para prevenir y evitar anegaciones en la próxima época de lluvias.

Para el trabajo se requirió de un tractor para la limpieza de las entradas domiciliarias y los cruces de calles y una retroexcavadora para el zanjeo.

El subsecretario de Servicios Públicos, Luis Alonso, expresó que “se resolvió un problema que tuvo como punto de partida un pedido puntual de los vecinos debido a las inadecuadas condiciones de los desagües, y se acudió prontamente para refuncionalizar esta parte del sistema”.

Aseguró que “el mal funcionamiento de los canales a cielo abierto se debe a que las entradas vehiculares o peatonales no están en los niveles que corresponden o el sistema está obstruido en algún punto, y para dar solución a estos aspectos se realizó un trabajo a máquina y a mano entre paleros y camareros referido a la limpieza de entradas y a los cruce de calles”.

El jefe del Departamento de Desagües a Cielo Abierto de la Municipalidad, Juan Carlos Molina, informó que “existe una planificación de trabajo dividido en chacras para dar respuesta a las necesidades de la gente, y este tipo de tareas se replican en distintos barrios de la ciudad con excavadoras, retros y camiones”, y agregó que “con estos trabajos se prevé situaciones vinculadas a las lluvias de verano”.

José Ortiz es un vecino del lugar y comentó que “para el barrio significa algo muy importante porque los días de lluvia el agua llegaba hasta las casas y la respuesta del Municipio fue rápida y eso puso muy contentos a los vecinos”.