En el cuadrante que abarca desde la calle Carlos Campia hasta avenida Mac Lean y desde la calle Charata hasta Ushuaia, Resistencia realizó un operativo integral de saneamiento ambiental que comprendió desmalezado, recolección de restos verdes y erradicación de minibasurales, y que benefició a los barrios Bettina Vásquez, Mate Cosido, San José Obrero y 29 de Agosto.

Para completar estas tareas se precisó de 16 personas con 6 desmalezadoras, una retroexcavadora y un camión. Con anterioridad, también se intervino los vecindarios de Las Palmeritas y San Expedito.

El secretario de Servicios, Claudio Westtein, sostuvo que “el objetivo de estos abordajes es ayudar al medio ambiente y colaborar con el bienestar de los vecinos”, y agregó que “la finalidad es completar un saneamiento integral en toda la ciudad que permita satisfacer las necesidades de los ciudadanos”.

En una misma línea, expresó que “es necesario apelar a la responsabilidad de la gente respecto al desecho de la basura en lugares indebidos, ya que se está haciendo un esfuerzo más que importante donde se pone personal a disposición todos los días para completar tareas de limpieza, pero esto se torna más trabajoso aun si los vecinos no aportan su colaboración no tirando residuos donde no se debe”.

El subsecretario de Infraestructura y Equipamiento Urbano, Marcos Pereyra, remarcó que “se están trabajando en ocho frentes de limpieza y desmalezado en los cuatro puntos cardinales de la ciudad, y se tiene 180 personas afectadas al saneamiento ambiental de la urbe todos los días”.

La asistente ejecutiva Patricia Ygnacio indicó que “se hizo un abordaje de saneamiento que contó con una planificación que abarcó de 20 a 30 días por sector, dependiendo del clima, donde luego se rota en las diferentes chacras de la zona oeste”.