En el asentamiento Edison, Resistencia prosiguió con la planificación de reacondicionamiento de los sistemas de drenajes que ejecuta Gustavo desde el año pasado, con el fin de evitar anegamientos en ocasión de fuertes lluvias.

Enmarcado en el Plan de Refuncionalización de Desagües, en este sector del sur de la ciudad se efectuó un trabajo integral y, al respecto, el subsecretario de Servicios, Luis Alonso, explicó: “Nos encontramos en la chacra 295 concluyendo un trabajo de mantenimiento y solo nos quedan algunos detalles, como ser recambio de robos deteriorados y la desobstrucción en un cruce de calles para dejar bien el circuito de escurrimiento para cuando haya alguna lluvia grande”.

Este sector, ubicado entre avenidas Edison, España y Lynch Arribálzaga, casi en el límite con Barranqueras, forma parte de la planificación para poner en condiciones los desagües.

“Es la continuación del plan integral impulsado por el Intendente, y uno de sus ejes es la conservación y mantenimiento de los canales secundarios que comunican a las redes barriales y éstas a los primarios para luego desembocar en las cuencas”, indicó Alonso.

El subsecretario hizo mención, además, a las otras zonas donde se ejecuta esta planificación en toda la Ciudad y que en los últimos días abarcó los barrios Don Bosco, Hermano Che, 24 de Diciembre, Parque Autódromo, San Javier, Villa Encarnación y, próximamente, Villa Río Negro.

“Es una labor donde trabajan más de 200 personas y un apoyo logístico importante con ocho retroexcavadoras, dos excavadoras, 10 camiones volcadores, una batea y dos minicargadoras”, enumeró.

ASPECTOS DEL OPERATIVO

Miguel Giménez, Director General de Desagües, señaló que en este asentamiento se ejecutó el trabajo de manera integral con la colocación de tubos y nivelación del sistema de desagües, con desembocadura en el Riacho Arazá.

Con dos cuadrillas municipales, se procedió al paleo manual, acopio y retiro de cordones, estimando su finalización para el fin de semana próximo.