El programa de mejoramiento de calles no pavimentadas que Resistencia lleva a cabo en distintos sectores llegó al barrio Villa Libertad, donde maquinarias pesadas ejecutaron trabajos de perfilado y compactación en la zona de influencia del cruce de Juan de Dios Mena y Fortín Warnes.

Se trató de acciones en el marco de la intervención sobre calles de tierra que representa un servicio clave para la época del año, ante el usual bajo registro de lluvias. Así, el Municipio ya lleva más de 4000 arterias mejoradas de las 6000 que tiene como objetivo.

Al respecto, el secretario de Servicios Públicos comunal, Claudio Westtein, destacó que la gestión de Gustavo puso en  6 frentes de trabajo en simultáneo para reparar distintos corredores de calles no pavimentadas, lo que representa un permanente pedido de los vecinos y cuya respuesta proviene del valioso aporte de los CCM y delegaciones comunales.

“Resistencia tiene un plan de acción para cada servicio. Esto demuestra el compromiso del Intendente y de todo el personal municipal en llevar adelante distintas obras que beneficien directamente al vecino y la vecina”, enfatizó al mismo tiempo que señaló el proceso de pavimentación con creación de desagües pluviales en la cercana calle Fortín Rivadavia.

Por su parte, el subsecretario de Higiene Urbana, Daniel Castillo, priorizó el trabajo articulado con los vecinos de la zona y revalorizó la disponibilidad de las distintas dependencias municipales para aplicar el principio de descentralización.