Cuando River no presenta a los titulares se resiente demasiado. Como le sucedió ante Colón por la primera fecha, el equipo alternativo anduvo a los tumbos ante Huracán y pudo alcanzar un empate 1 a 1 por la cuarta fecha de la Liga Profesional, a 72 horas del Superclásico ante Boca por la Copa Argentina.

River hizo el gasto y mereció un poco más. Sin embargo, le faltó claridad y tuvo puntos muy bajos, como Girotti, Rollheiser y Carrascal, intermitente en su juego. La mala noticia para Marcelo Gallardo es la lesión del chileno Paulo Díaz, que fue reemplazado por Maidana y era un titular puesto para el partido ante Boca, el miércoles, por los octavos de final de la Copa Argentina.

Silva abrió el marcador para el Globo, tras una gran contra, y Braian Romero, de cabeza, decretó el 1 a 1 final.

El partido

El conjunto visitante abrió la cuenta por medio de Nicolás Silva, a los 15 minutos del segundo tiempo, mientras que a los 41 de la segunda etapa Brian Romero puso la igualdad para el elenco de Núñez.

Huracán culminó el encuentro con diez jugadores por la expulsión de César Ibáñez, a los 35 minutos de la segunda etapa.

Durante la primera parte el claro dominador del partido fue River, tuvo la pelota, la manejó a su antojo y armó las mejores jugadas, pero le faltó eficacia como para definir o chocó con la seguridad del arquero Marcos Díaz.

En el complemento se repitió la ecuación, del conjunto de Núñez yendo decidido a quedarse con el triunfo. Sin embargo, a los 15 minutos y en un contra ataque perfecto tras un despeje en el área, Nicolás Silva marcó el 1-0 para el Quemero.

Tras el tanto, Huracán pareció acomodarse en el campo de juego. Sin embargo, la roja de Ibáñez le cambió los planes. A partir de esto, River volvió a la carga, hasta que que a los 41 minutos logró el objetivo: tras un buen centro de Angileri, Braian Romero cabeceó para sentenciar la igualdad.

Con este empate, River se mantiene en 7 unidades, apenas un punto por debajo de los líderes Independiente y Racing. El miércoles deberá enfrentarse a Boca por los octavos de final de la Copa Argentina y el sábado visitará a Godoy Cruz por la quinta fecha de la Liga Profesional.

Se le viene una agenda muy cargada al Millonario, que también debe afrontar la serie de cuartos de final de la Copa Libertadores frente al Atlético Mineiro.