Rolls Royce presenta una nueva edición limitada para los modelos Wraith y Dawn Black Badge que celebran los récords de velocidad en tierra establecidos por el capitán George Eyston a fines de la década de 1930 con el Thunderbolt bimotor. Se trata de unos coches hermosos, con ciertos adelantos tecnológicos interesantes, pero que a la vez guardan toda la elegancia y la clase que desde siempre identifica a la marca.

 

Lo primero que debemos tomar en consideración es que los nuevos modelos Rolls Royce Wraith y Dawn Black Badge Landspeed Collection cuentan con detalles únicos dedicados a estos registros y estarán limitados a solo 35 ejemplares para el Wraith y 25 para el Dawn. 

Rolls Royce Wraith y Dawn Black Badge

Su apariencia externa

Los nuevos modelos Rolls Royce de edición especial están pintados con un acabado de dos tonos especialmente creado, que combina Black Diamond Metallic con un nuevo color personalizado, llamado Bonneville Blue. Rolls Royce dice que el nuevo Bonneville Blue cambia bajo la luz de azul claro a casi plateado, “ilustrando los reflejos tanto del vasto cielo sobre Bonneville como de las nítidas salinas en la carrocería de aluminio de Thunderbolt”.

Otro detalle interesante es que Rolls Royce ha agregado acentos amarillos de dos tonos e inserciones de parachoques negras como tributo a la flecha negra del Thunderbolt con un círculo amarillo, que se pintó para aumentar la visibilidad del equipo de cronometraje fotoeléctrico utilizado para verificar los registros de velocidad en tierra.

Un interior estrellado

El nuevo Wraith Landspeed también cuenta con un Starlight Headliner especial que representa a la perfección el cielo nocturno el 16 de septiembre de 1938, cuando Eyston estableció su tercer y último récord de velocidad en tierra de 357,497 mph o lo que es igual a unos impresionantes 575,335 kilómetros por hora. El techo interior utiliza 2.117 “estrellas” de fibra óptica colocadas individualmente, la mayor cantidad de estrellas en un Rolls-Royce Wraith Starlight Headliner jamás presentado.

Rolls Royce Wraith y Dawn Black Badge

Otras características especiales incluyen una chapa de madera grabada en el tablero con la textura agrietada de Salt Flats, la silueta del Thunderbolt y los récords que logró en la superficie de aluminio pulido del túnel frontal, y el contorno de las montañas Silver Island grabado en la “cascada” superior entre los asientos traseros. También debemos agregar algunas inserciones en color plata, un volante multifuncional con diferentes botones que controlan aspectos y aplicaciones del auto, Pantalla táctil central, entro otros detalles.

A nivel mecánico

El Thunderbolt de Eyston estaba propulsado por un par de motores aerodinámicos V12 de 37 litros sobrealimentados Rolls Royce R, cada uno de los cuales producía más de 2.000 HP. Rolls Royce fabricó solo 19 de estos motores, y los del Thunderbolt se usaron anteriormente en un hidroavión y hoy se conservan en el Royal Air Force Museum de Londres. El auto en sí fue lamentablemente destruido en 1946 cuando el edificio en el que estaba almacenado se incendió.

Rolls Royce Wraith y Dawn Black Badge

Un homenaje a alguien olvidado

La colección, que incluye tanto a Wraith como a Dawn Black Badge, rinde homenaje a alguien con exactamente ese espíritu intrépido y pionero; en los libros de historia de la famosa marca su nombre era Capitán George Eyston, un graduado de la Universidad de Cambridge, piloto de carreras, talentoso inventor y genio de la ingeniería. A fines de la década de 1930, rompió el récord mundial de velocidad en tierra tres veces con su automóvil Thunderbolt, propulsado por dos motores aerodinámicos Rolls-Royce R V12. Fue un verdadero héroe de una época de esfuerzos épicos, pero tanto él como Thunderbolt han sido olvidados durante más de 80 años.

Rolls Royce Wraith y Dawn Black Badge

Los detalles finales

Finalmente el fabricante expresa que con esta colección se busca revivir precisamente la memoria de Eyston y así se cuenta de alguna manera su historia. A lo largo de Wraith y Dawn Landspeed, los clientes encontrarán numerosos elementos de diseño sutiles y detalles narrativos que recuerdan y conmemoran sus asombrosos logros, su gran visión y su valor excepcional.