A pesar del frío, Romina Malaspina sabe cómo mantener las redes sociales on fire. La influencer y ex conductora -que se hizo popular en el 2020 por llevar un top metálico con transparencias- tiene una comunidad de casi tres millones de seguidores en su perfil de Instagram y día a día comparte con ellos postales de sus looks. ¿Su última apuesta? Una bikini supersexy que reúne varias de las tendencias que son furor.

Malaspina compartió con sus followers dos imágenes en las que lució el traje de baño de dos piezas, que se destacó sobre todo por la colorimetría: tanto el corpiño como la bombacha tienen una mitad blanca y otra negra. Las prendas bicolor son una de las tendencias más fuertes actualmente y se llevan en jeans, chaquetas y buzos. Ahora, la cantante deja asentado que este fenómeno fashionista será también furor en verano.

Malaspina: bikini bicolor y mucha piel al descubierto. (Foto: Instagram/@romimalaspina).

En cuanto al modelo del traje de baño, el corpiño triangulito con breteles finos destacó el busto de la it girl. En tanto, la bombacha se destacó por el formato cavado en la parte superior y el tiro alto, una tendencia en bikinis que eligen otras famosas como Oriana Sabatini.

Frente al espejo, deslumbró a sus seguidores con el sensual traje de baño- (Foto: Instagram/@romimalaspina).

“Alguien me avisa la próxima que limpie el espejo ‘pa’ la foto porfa?” escribió con humor junto a una de las postales y agregó: “Con cuál te quedás? Esta o la anterior?” Definitivamente, sus seguidores no pudieron elegir, ya que ambas fueron furor: una de las fotografías superó los 200.000 Me Gusta y la otra rozó el mismo número. Además, le dejaron varios elogios como “Preciosa”, “Qué diosa sos” y “Una reina”. A su vez, otras famosas como Tamara Bella y Majo Martino también halagaron el look.

En total, las dos postales superaron los 400.000 “Me Gusta”. (Foto: Instagram/@romimalaspina).

Como de costumbre, Romina no descuidó los detalles beauty y lució impecable en cuanto al pelo y el make up. Llevó el cabello castaño -que tiene un sutil desgaste en las puntas- suelto y con ondas bien marcadas al mejor estilo diva y la cara con un maquillaje digno de una red carpet: se cubrió la piel con base, contorno en las mejillas que destacó sus facciones e iluminador en la parte superior de los cachetes y la punta de la nariz. Destacó la mirada con cejas bien perfiladas, delineado cat eye y pestañas bien cargadas. El toque final se lo dio el labial rojo suave, que resaltó los labios carnosos.