Se entregaron certificados de lengua de señas argentinas a empleados del Municipio que completaron un curso a cargo de la licenciada en educación Silvia Flores. Esta capacitación se realizó con el objetivo de generar herramientas para que los trabajadores desarrollen una mejor atención hacia los vecinos y vecinas de Resistencia. A partir de septiembre se replicará la propuesta, y para el año que viene se proyecta agregar un nivel más.

Encabezaron el acto de entrega el concejal Mario Delgado; el secretario de Gobierno, Hugo Acevedo y la subsecretaria de Inclusión Social, Mujer y Familia, Mónica Bordón.

Acevedo expresó: “es un placer participar de esta entrega de certificados del curso de lenguaje de señas, que es una acción muy importante y que se realizó mediante una iniciativa que nace del legislativo comunal y que desde el ejecutivo se accionaron todos los mecanismos para llevarla adelante”, y agregó que “estas iniciativas hacen que la calidad institucional respecto a la atención al vecino mejore, siendo un acto solidario de los empleados municipales que se sumaron para participar”.

Remarcó que “lo que se quiere lograr es que a partir de la comunicación se incluya a más sectores”, y amplió diciendo que “se está trabajando en distintas planificaciones con capacitaciones para mejorar la atención al público, para lograr mayor y mejor inclusión y también para optimizar la calidad del personal en cuanto a las acciones que realizan cotidianamente”.

La profesora Silvia Flores se mostró muy satisfecha por los resultados, y señaló: “Fueron 12 clases intensivas donde me encontré con un grupo humano muy entusiasta que manifestó mucho interés en aprender a comunicarse con la comunidad sorda”.

Asimismo, remarcó que “es clave llegar con este tipo de conocimientos a los lugares de asistencia al público”, y añadió que “una experiencia de estas características amplía el conocimiento y desafía a los trabajadores a seguir perfeccionándose”.

PARTICIPANTES DE CURSO

El trabajador del Juzgado de Faltas, Alejandro Rodrighiero, consideró que “esta capacitación sirvió de mucho, en principio por el grupo humano que se formó y por muy buenos resultados que se dieron”, e indicó que “este tipo de cursos cobran una importancia relevante para sumar herramientas y atender mejor al público”.

“Fue un curso muy útil para el servicio que desarrollamos y donde se hizo hincapié en las palabras básicas que se utilizan en las áreas de trabajo”, finalizó Vanesa Ramoa, personal del Juzgado de Faltas.