El consumo mostró un estancamiento en septiembre en relación a octubre y algunos rubros del comercio minorista llegaron a tener incluso caídas pronunciadas de hasta casi 8 por ciento. Así lo reflejó un informe realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Según el relevamiento mensual que hace esa entidad que nuclea a pequeñas y medianas empresas, las ventas de comercios de ese segmento registraron un crecimiento del 15,7% en septiembre frente al mismo mes del año pasado, pero en relación a agosto cayeron 0,5%, lo que explicita cierto freno a la tendencia creciente de la actividad en medio de la flexibilización de medidas de aislamiento social y restricciones al comercio.

De acuerdo a la encuesta realizada por CAME, la variación mensual negativa con respecto al mes pasado tuvo sus mayores bajas en rubros como Electrodomésticos, electrónicos, computación, celulares y accesorios (-7,9%) y Jugueterías y librerías (-6,8%), mientras que los mayores aumentos se dieron en el rubro de Indumentaria, lencería y accesorios (+3,9%) y Alimentos y bebidas (+3,3 por ciento).

Según el relevamiento mensual que hace esa entidad que nuclea a pequeñas y medianas empresas, las ventas de comercios de ese segmento registraron un crecimiento del 15,7% en septiembre frente al mismo mes del año pasado, pero en relación a agosto cayeron 0,5 por ciento

Respecto a la baja del rubro electrónico, CAME identificó que “lo que se vendió fue mayormente en cuotas, usando los Ahora 12 sobre todo. Pero las trabas de los bancos en el financiamiento con tarjetas (algunos bancos lo cortan cuando hay pocos días de atraso, otros cortaron los descubiertos automáticos), fueron un obstáculo”.

El informe de la organización pyme sostiene que “fue un mes atípico” debido a que las demandas “estacionales habituales de cada sector quedaron mezcladas por la normalización del ciclo escolar en casi todo el país, por la reapertura de clubes, gimnasios, la habilitación de eventos, el levantamiento de las restricciones para circular, y por la concreción de compras que venían frenadas”.

El rubro electrónico registró la caída de ventas más pronunciada en septiembre en comparación con el mes anterior
ROBERTO ALMEIDA AVELEDO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHO
El rubro electrónico registró la caída de ventas más pronunciada en septiembre en comparación con el mes anterior ROBERTO ALMEIDA AVELEDO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHO

Además, asegura que “los comercios se movieron con altibajos, con momentos de alto flujo de gente y otros, donde los compradores desaparecían del mercado”. En ese sentido, puntualiza que “sobre fin de septiembre se sintió la falta de efectivo, pero el balance general mostró una economía que va encontrando su recuperación”.

Otra medida de la magnitud de la recupación del consumo se puede ver en la relación con 2019, ya que las estadísticas de 2020 están muy influenciadas por el desplome de los primeros meses de cuarentena, lo que dejó la vara de comparación muy baja.

La variación mensual negativa con respecto al mes pasado tuvo sus mayores bajas en rubros como Electrodomésticos, electrónicos, computación, celulares y accesorios (-7,9%) y Jugueterías y librerías (-6,8 por ciento)

Bajo ese criterio, en el acumulado enero-septiembre que relevó CAME, las ventas de las pymes comerciales aún están un 10,3% por detrás de 2019. Por encima de ese promedio están Perfumería y cosmética (-25,7%), Neumáticos, repuestos de autos y motos (-22,7%), Calzados y marroquinería (-22,2%), Indumentaria, lencería y accesorios (-15,4 por ciento).

El único rubro que registra una mejora versus 2019 es Ropa y artículos deportivos (1,4 por ciento). “La llegada del calor alentó el consumo, pero, sobre todo, incidió el regreso a las oficinas dispuesto por algunas empresas, la vuelta de las reuniones físicas (aunque menos frecuentes que antes de la pandemia), la habilitación de eventos, y las mayores salidas nocturnas, que prácticamente se normalizaron”, arriesgó CAME como explicación a ese fenómeno.

En referencia al mismo periodo del 2020, las mayores tasas de variación, que impulsaron el alza, se registraron en Ropa y artículos deportivos y de recreación (69,5%) y Jugueterías y librerías (65,5 por ciento). El estudio refleja que solo cayeron dos rubros de los 11 relevados: Farmacias (-8,6%) y Neumáticos y repuestos de autos y motos (-1 por ciento).

La entidad gremial empresaria comunicó que los resultados se obtuvieron sobre el promedio de las tasas de variaciones mensuales y anuales informadas por 725 comercios del país entre el 30 de septiembre y el 1 de octubre. Del relevamiento también se desprende que el 54% de las empresas consultadas señalaron que su situación actual es buena, con perspectivas positivas a futuro.