HomePoliticaSiguen los cruces por los subsidios de los colectivos: el Gobierno dice...

Siguen los cruces por los subsidios de los colectivos: el Gobierno dice que “no hace falta aumentar el boleto”

Luego de las declaraciones de Jorge Macri, jefe de ministros del gobierno porteño, en las que acusó al gobierno nacional de propiciar un aumento del boleto de colectivo en la Ciudad de Buenos Aires, el ministerio de Transporte de la Nación manifestó que eso no ocurrirá y que la intención de Macri es “invertir los términos de la discusión”. Esto ocurre el día después de que Nación convocara a CABA a una mesa de diálogo -que tendrá su primera reunión la semana que viene- en la que se discutirá una quita de subsidios a 32 líneas de colectivos que por año demandan 14.600 millones de pesos.

“Macri está mezclando cosas. Queremos que la Ciudad asuma su competencia en el tema. No hace falta un aumento del boleto. Debemos tener una visión integral del país, una visión federal. Se pueden reasignar partidas presupuestarias dentro de la Ciudad”, le dijo a Infobae, el secretario de Transporte de la Nación, Diego Giuliano. “Pareciera que ellos ya están anticipando su posición. Invierten los términos de la discusión. A Macri se le pasó por alto leer el artículo 2 de la Ley 26.740 que es una ley nacional de 2012 donde se establece esta transferencia. Por el contrario de lo que ellos dicen esto es una reivindicación de la Ciudad, le da mayor autonomía para decidir”, agregó el funcionario de la cartera que conduce Alexis Guerrera.

Este miércoles por la mañana en radio Rivadavia, Macri había declarado que “hay una decisión del gobierno que tendrá que ver con los números que no le cierran, con los requerimientos del FMI quizás”. Y agregó: “Decide aumentar tarifas y quitar subsidios. Hasta ahora siempre se trató de recorrer este camino en conjunto, acordando. Aparentemente ha cambiado ese tono y decidieron que la Ciudad, y todos los que la recorren, tengan un aumento de tarifas”.

Por lo bajo, en el gobierno de Rodríguez Larreta aseguran que temen que la iniciativa se transforme en “un nuevo un intento de perjudicar a la Ciudad, un plan deliberado para afectar la calidad de vida de los millones de argentinos que viven, trabajan, estudian o visitan la Ciudad todos los días, que hace años que eligen a un color político distinto al del Gobierno nacional para administrar y gestionar”.

En Transporte sostienen que con la ley sancionada en 2012 se pudo concretar tres años después el traspaso a la Ciudad de la red de subterráneos pero que quedaron cuestiones pendientes. En ese momento hubo acuerdo entre las partes y una ley refrendada en la Legislatura porteña. El Gobierno comunal, en manos entonces de Mauricio Macri, aumentó la tarifa un 127%: pasó de valer $1,10 a $ 2,50.

Macri expresó hoy que si se eliminan los subsidios a los colectivos que hasta ahora son compartidos por Ciudad y Nación (en 2021 aportó el 56% la Nación y el resto el gobierno porteño) “aumentará el boleto por decisión del Gobierno nacional”. Además, estimó que el pasaje mínimo podría llegar a los 40 o 45 pesos.

El Ministerio de Transporte nacional le envió ayer martes una nota a Rodríguez Larreta y al jefe de gabinete porteño Felipe Miguel para “coordinar una reunión de trabajo para el análisis de las competencias en materia de regulación, fiscalización, recorridos, frecuencias y tarifas respecto de los servicios de transporte público de pasajeros por automotor que se realizan íntegramente en el territorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con la participación de los equipos técnicos de ambas jurisdicciones”.

En Nación aseguran que se mantendrán los beneficios del boleto integral que otorga descuentos cuando el usuario utiliza más de un medio de transporte público, por ejemplo, tren y colectivo. Y también todos los del atributo social, es decir la tarifa diferencial que se aplica mediante la SUBE a jubilados, pensionados, beneficiarios de planes sociales o veteranos de Malvinas.

El gobierno nacional ya envió una convocatoria al de la Ciudad de Buenos Aires para conformar una mesa de diálogo donde quiere discutir el costo de los subsidios a 32 líneas de colectivos que el año pasado fue de alrededor de 14.600 millones de pesos.

Según el ministerio de Transporte de la Nación, ese monto se distribuirá en el resto de las provincias, “con equidad federal”, un reclamo que hicieron varios mandatarios provinciales como Juan Schiaretti de Córdoba u Omar Perotti de Santa Fe ante la disparidad en las tarifas: mientras el boleto mínimo cuesta $18 en CABA y el conurbano bonaerense, en Córdoba, Rosario, Corrientes, Mar del Plata o Bariloche está entre 60 y 70 pesos.

NOTICIA EN DESARROLLO

spot_imgspot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MIRA LO QUE PERDISTE