Un supermercado británico tuvo que cancelar temporalmente el envío de mercadería a los clientes luego de que tres robots choquen y provoquen un incendio dentro de las instalaciones. La empresa en cuestión es Ocado, que opera en el Reino Unido a través de pedidos online y, en tanto, sin recibir a clientes en sus almacenes.

La empresa informó que el incidente ocurrió en uno de sus centros ubicados al este de Londres y que fue causado por la colisión de robots. Señalaron que ninguna persona resultó herida y que el daño se limitó al 1% de su red.

“Si bien esperamos algunas interrupciones en las operaciones, estamos trabajando para restablecer el servicio normal lo antes posible”, comentaron desde la compañía británica. “Esperamos que la instalación comience a operar en la próxima semana y agradecemos por su paciencia a los clientes cuyos pedidos se ven afectados”, añadieron. Aquella planta en Londres procesa cerca de 150.000 pedidos por semana.

Tal como cuentan en The Verge, Ocado gestiona almacenes que están repletos de autómatas. Cada uno de ellos tiene el tamaño de un lavarropas y mueve los productos para colocarlos en cajas, preparando los pedidos. Esos empaques se colocan sobre transportadores que los ubican en estantes en pilas de hasta 17 pisos, donde finalmente los recogen empleados humanos.

El robot para delivery que ardió en California

En algunas ciudades del mundo se utilizan autómatas para el delivery de productos. Eso ya ocurre en Berkeley, en el Estado de California, Estados Unidos, donde una flota de cien robots a cargo de la startup Kiwi ayuda a los repartidores humanos a acelerar los envíos. A fines de 2018 ocurrió un hecho que llamó la atención en aquella urbe: uno los robots repartidores tuvo que ser asistido por transeúntes que percataron que la máquina ardía en llamas.

El robot de Kiwi cuando se incendió en las calles de Berkeley.Por: (Foto: The Daily Californian)

Según la compañía, la falla se debió a una batería defectuosa. En la ocasión, desde Kiwi anunciaron que inyectarán en sus empleados robóticos (denominados “Kiwibots”) un sistema para controlar la temperatura y evitar que se repita el incidente. “La batería de uno de nuestros robots comenzó a arder, lo que provocó humo y pequeñas llamas”, informaron.

Robots en Amazon también generaron algunos problemas. También en 2018, un autómata utilizado por el gigante del comercio electrónico generó un grave accidente en una plantas en Nueva Jersey. Los hechos incluyen acontecimientos insólitos: el dispositivo liberó accidentalmente repelente para osos y terminó con 24 trabajadores en el hospital y más de 30 atendidos en el lugar.

Se prevé que en el futuro el delivery sea automatice en forma sostenida e incluso se avanza en envíos con drones. Pero todavía queda un largo trecho de pruebas y regulaciones por superar.