HomeNOTICIASEconomiaTemor por la trampa de febrero: el mercado comienza a trazar nuevas...

Temor por la trampa de febrero: el mercado comienza a trazar nuevas proyecciones para dólar y brecha

Un experimentado analista financiero siempre cuenta que el ex vicepresidente del Banco Central, Gustavo Cañonero, pregonaba que en la puerta de la entidad monetaria habría que colgar un cartel que diga: “cuidado con febrero”. Y particularmente este año en el mercado alertan que hay ingredientes de sobra que ejercerán presión sobre los dólares paralelos en un escenario crítico de reservas netas.

En la jerga financiera hablan del riesgo de la “trampa de febrero”.

El economista Pablo Waldman, senior estratega de Inviú explicó a iProfesional que ese concepto alude “a la combinación de que en diciembre la demanda de dinero sube lo cual suele fomentar el crecimiento de la emisión (pasó en 2021) pero después ese sobrante de pesos cuando llega febrero presiona sobre el tipo de cambio en un momento donde por la estacionalidad de la exportación agrícola es muy débil”.

“Alternativamente a la ‘trampa de febrero’ le decimos ‘comerse la curva de diciembre’ que es actuar como si esa demanda mayor de pesos fuera permanente cuando nunca lo es”, señaló.

Pero febrero de este año suma condimentos extras como la fragilidad de las reservas netas del BCRA, tras los dos vencimientos recientes que debió afrontar con el FMI por un total de u$s 1.100 milllones, y la mayor incertidumbre que generó esta semana la renuncia de Máximo Kirchner a la jefatura del bloque de Diputados del Frente de Todos en rechazo al principio de acuerdo alcanzado con el organismo internacional.

El economista Esteban Domecq, de la consultora Invecq, en una charla virtual organizada por GMA Capital estimó que las reservas netas están en cero.

En ese sentido, el analista afirmó que en febrero “el frente cambiario está atravesado por la problemática de las reservas y el excedente de pesos, está colisionando que la oferta de dólares se cae, y la demanda de pesos después del aluvión de impresión de billetes del úlitmo trimestre del año, y sobre todo diciembre, empieza a a pasar factura”.

A su vez, en Eco Go calcularon que las reservas netas se encuentran en u$s650 millones, y un informe de PxQ  proyectó que “utilizando la metodología de medición del FMI” están en u$s u$s1.600 millones

“Ese nivel de reservas internacionales netas es incluso menor que el de diciembre de 2015. Con ese nivel, la estabilidad cambiaria y, con ello, la estabilidad nominal y real de la economía se encuentra amenazada. Por esa razón, será central conocer en detalle el cuándo y el cuánto de los desembolsos de recursos netos por parte del FMI, con el objetivo de empezar a recuperar el nivel”, planteó PxQ, dirigida por Emmanuel Álvarez Agis.

Con este combo de factores estacionales y ruido político, el dólar blue que se había desinflado $10 hasta $213 tras el anuncio de ese acuerdo, se recalentó este miércoles 2 de febrero y durante la jornada pegó un salto que llegó a ser de $3, aunque finalmente cerró en $216,50, o sea una suba diaria de $2,5, y la brecha se agrandó a 105,8% respecto al valor de la divisa oficial mayorista.

La alta emisión de diciembre es una de las principales causas que presionan al dólar en febrero cuando cae la demanda de pesos

La alta emisión de diciembre es una de las principales causas que presionan al dólar en febrero

¿Qué factores presionan en febrero en el frente cambiario?

 

1. Menos divisas. Un informe de la consultora 1816 señaló que “febrero suele ser el mes del año de menor liquidación de divisas del campo, a juzgar por el promedio de exportaciones de la última década”

La liquidación de divisas por exportaciones de cereales y oleaginosas en enero alcanzó un monto de u$s2.441 millones,, con un promedio diario de u$s116,268 millones informó la Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

Un análisis de FMyA indicó que “el agro liquidó a buen ritmo en enero, y ya se habría vendido el 50% del trigo; históricamente en febrero la liquidación del agro empieza a bajar” con lo cual “es probable que el BCRA se vea obligado a vender sus pocas reservas”.

2. Exceso de pesos. La emisión monetaria para asistir al Tesoro alcanzó en diciembre un récord de $685.000 millones, y en 2021 acumuló $2,12 billones.

En el ´último mes del año, la demanda de pesos crece por razones estacionales (vacaciones, pago de aguinaldos, compras por las fiestas, ect), pero en febrero cae fuertemente, y ese excedente de pesos ejerce presión sobre el dólar y la inflación

“Febrero suele ser el mes en el que más baja la demanda de pesos, a juzgar por lo que sucedió en promedio en los últimos 15 años”, resaltó el documento de 1816.

Asimismo, la consultora Quantum Finanzas, sostuvo que “el BCRA enfrenta una situación de caída tendencial de la demanda de dinero, que se manifiesta en aumento de la inflación, presiones en los tipos de cambio”.

“En enero y febrero de cada año el BCRA tiene que absorber la expansión monetaria de diciembre del año anterior, tratando de evitar esos efectos. La absorción observada en lo transcurrido de enero aún no refleja el grado de contracción acorde a la expansión de diciembre pasado, tanto por el lado de las cantidades, como por los precios (tasas de interés)”, evaluó.

En este último caso, la consultora remarcó que pese a la suba de 2 puntos en la tasa de interés monetaria (Leliq) que dispuso a principios de enero el BCRA y en el rendimiento de los depósitos de plazos fijos, en términos reales “siguen siendo negativas, lo cual afecta el proceso de estabilización y desincentiva la demanda de dinero por parte del ahorrista”.

3. Ruido político. A este cóctail de stock de reservas críticas, poca oferta de dólares, y caída en la demanda de pesos, se sumó esta semana la mayor incertidumbre sobre la suerte que puede correr el acuerdo del FMI en el Congreso, tras la renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque de Diputados del Frente de Todos.

Proyecciones para dólar y brecha cambiaria

 

Para Javier Casabal, analista de Adcap Grupo Financiero, “de ahora en más vamos a ver a la brecha cambiaria moviéndose más en sintonía con los bonos soberanos, pero con un piso que va a permanecer alto porque las restricciones cambiarias van a seguir por un buen tiempo”.

“Creo que la brecha puede ir a niveles de 90%-100%. Estimo que en el Congreso va dominar la moderación y finalmente el acuerdo se va a terminar aprobando sin demasiados cambios”, justificó.

Casabal pronosticó que si no se llegara a aprobar el acuerdo con el FMI “volveremos a ver a los bonos debajo de $30 y la brecha haciendo nuevos máximos por encima del 130% de octubre 2020 porque el mercado va a querer salir del peso para anticiparse a una emisión monetaria que se presume sin control fuera de un programa”.

A su vez, Domecq proyectó que “los tipo de cambio paralelos en Argentina van a estar yendo a $220-$240 hacia fin de año en lo que sería un programa exitoso” con el FMI.

Al respecto, el economista dijo que “un programa exitoso tiene que tener consistencia macroeconómica, anclaje de expectativas, y conseguir dólares, recuperar confianza, y sostener la demanda de pesos”.

En ese escenario, Domecq calculó que la brecha podría descender a una zona de “50% o 60%”.

Pero advirtió que si el programa con el FMI no es exitoso “vamos a tener una brecha en la zona del 100% y tipos de cambio paralelo a fin de año en la zona de $300-$310“.

Por su parte, Waldman argumentó que “en una economia con 4% de inflacion mensual la tendencia nominal del dolar siempre va a ser alcista, pero de ratificarse finalmente el acuerdo con el FMI, no esperamos que la brecha siga creciendo mas alla del alto nivel donde está hoy”.

La renuncia de Máximo Kirchner impulsó el rebote del blue, según algunos analistas

La renuncia de Máximo Kirchner impulsó el rebote del blue, según algunos analistas

¿Qué impactó más en la reciente suba del blue?

 

Para Fernando Baer, economista senior de Quantum Finanzas, “este salto está relacionado más a la cuestión política y viabilidad / forma de aprobación del programa” con el FMI. “Febrero sigue siendo mes de reversión en la demanda de dinero, pero el salto de un día se relaciona más a lo primero (factor político)”.

“Los dólares paralelos van a ir evolucionando conforme se avance en la negociación. No veo otros factores. Si el BCRA sigue subiendo la tasa, se acelera el ritmo de devaluación, entonces se está haciendo un poco lo que incluiría un acuerdo con el FMI. Eso deberia ser una señal, débil, pero señal al fin para que el CCL no corra más allá”, especuló.

En sintonía, el analista Gustavo Ber, planteó que “tras desinflarse inicialmente a partir del anuncio de principio de acuerdo con el FMI, rápidamente se renueva la presión sobre los dólares libres ante la búsqueda de cobertura que reactivan las tensiones políticas en la coalición oficialista”.

Según su visión, los dólares paralelos estarán “expectantes de la evolución de los acontecimientos políticos dado que un amplio respaldo será necesario para implementar la hoja de ruta económica, entre ellos encarar una fuerte desaceleración del financiamiento monetario”.

Ber aseveró que “las metas macro que se están comprometiendo requerirán de un amplio consenso interno a fin de que puedan ser implementadas satisfactoriamente en el tiempo”.

“Hasta que no se despeje dicho incierto escenario político interno resulta probable que continúen los posicionamientos defensivos, alimentados además estacionalmente por la caída en la demanda de dinero”, auguró.

En cambio, Emiliano Anselmi, líder del equipo macro de PPI opinó que ” la suba de estos últimos tres días responde en mayor medida a los factores estacionales de febrero”.

“La renuncia de Máximo Kirchner puede tener una injerencia marginal. Como prueba de ello, aún con la noticia el CCL siguió cayendo” el miércoles por cuarta jornada seguida, razonó.

El analista fundamentó que “es normal que existan estos desacoples en días puntuales porque son segmentos distintos (blue es economía informal y MEP y CCL economía formal)”.

De todos modos, Anselmi prevé que “en términos mensuales los tres podrían recalentarse dado el exceso de liquidez en febrero (que el BCRA prácticamente no ha absorbido en enero)”.

A su criterio, “un acuerdo o no acuerdo con el FMI podría mover hacia abajo/arriba las cotizaciones pero en el margen, no es el principal factor explicativo”.

En la misma línea, Waldman evaluó que “lo de Máximo no ayuda, pero creo que el momento estacional y sobre todo la gran emision que tuvimos en diciembre te generan una corriente dolarizadora en el mercado” del blue “que es chico”, y coincidió en que “como los financieros estan mas bien a la baja, no se puede generalizar demasiado sobre las grandes causas”.

De igual mirada, el analista financiero Christian Buteler juzgó que “si bien lo de Kirchner mete ruido, viendo que el CCL bajó cuatro días seguidos, no tiene mucha lógica que el blue haya rebotado, y más a principio de mes cuando se abre la posibilidad de comprar el cupo oficial y hacer el rulo”.

Para él, los dólares financieros bajaron “por el impacto de la noticia” del acuerdo con el FMI que “desinfló expectativas negativas”.

No obstante, Buteler también prevé “la tendencia de fondo de todos los dólares es alcista con una inflación de 4% mensual y emisión alta”.

Por su parte, Casabal alegó que ” la mayor demanda de dinero estacional de diciembre-enero logró que la brecha cayera a niveles de 100%”.

 

“En términos relativos, el dólar paralelo había quedado muy barato por motivos estacionales y, en cuanto aparecieron los ruidos del acuerdo con el Fondo, la brecha rápidamente volvió a los máximos vistos a fines de noviembre”, destacó.

spot_imgspot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MIRA LO QUE PERDISTE