La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, habló en ese organismo sobre “las preocupaciones críticas de derechos humanos en la provincia nororiental de Formosa”, durante la crisis sanitaria desatada por el coronavirus. De esta forma, la ex presidenta de Chile se refirió este lunes a un informe de la ONU acerca de las políticas restrictivas que llevó a cabo el gobierno de Gildo Insfrán en esa provincia argentina, “cuando la pandemia se apoderó de ella”.

Tras el documento oficial que leyó Bachelet, dirigentes de la oposición reflejaron la noticia y recordaron las múltiples denuncias que vienen realizando desde 2020. “Hoy @mbachelet explicó lo que se hizo desde la ONU para seguir las graves denuncias sobre violación de DDHH en Formosa. Junto a @luisnaidenoff denuncié el tema internacionalmente porque el Gobierno nacional encubría a Insfran. Esta es la primera respuesta de Bachelet”, publicó Mario Negri en su cuenta oficial de Twitter.

“En febrero pedimos la intervención de la Alta Comisionada para los DDHH de la ONU, @mbachelet, en #Formosa. Hoy Bachelet dio cuenta de las graves violaciones a libertades por parte del gobierno de Insfrán. Argentina pasó a estar bajo la lupa mundial”, completó el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados.

En la misma dirección se expresó Alfredo Cornejo, quien escribió: “Desde hace meses la @UCRNacional denuncia la violación de los DD.HH. por parte de Gildo Insfrán en Formosa. La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michele Bachelet, se hizo eco de esas denuncias y habló en la ONU sobre el informe que hizo su equipo”.

“La Alta Comisionada de la ONU volvió a referirse a las violaciones de DDHH que sucedieron en Formosa y al accionar del organismo luego de la denuncia que presentamos con @marioraulnegri. El mundo sigue mirando a nuestro país para que esto no quede impune”, afirmó por su parte el senador por Formosa Luis Naidenoff.

Otro de los legisladores opositores que se refirió al informe de la ONU fue Fernando Iglesias, quien destacó: “De la vicepresidencia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU a ser investigados por la Alta Comisionada por su violación #ElPeorGobiernoDeLaHistoria”.

En tanto, la concejala formoseña Gabriela Neme, que fue detenida en enero tras haber denunciado a Gildo Insfrán por las condiciones inhumanas en los centros de aislamiento, consideró: “Estas declaraciones de preocupación de la lata comisionada de la ONU @mbachelet nos da muchas fuerzas para seguir en el camino de exigir que se nos respeten los derechos humanos a los formoseños que siguen siendo avasallados”.

En el marco del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Bachelet leyó este lunes un informe, en el que especificó: “En Argentina, el equipo de la ONU en el país se movilizó rápidamente para responder a las preocupaciones críticas de derechos humanos en la provincia nororiental de Formosa cuando la pandemia se apoderó de ella. El Coordinador Residente de la ONU dirigió una misión de evaluación virtual con la participación de UNICEF, UNFPA, OMS / OPS y ACNUDH. Luego inició consultas con las autoridades sobre un posible programa estratégico conjunto de la ONU para responder a la emergencia sanitaria en la provincia de acuerdo con las normas internacionales de derechos humanos, que incluye abordar una serie de problemas estructurales, con especial atención a los pueblos indígenas y las poblaciones vulnerables”, indicó Bachelet en un documento oficial, en el marco del Consejo de Derechos Humanos del organismo.

“El llamado a la acción ha sido decisivo para desbloquear cambios significativos. Será una ayuda fundamental a medida que trabajemos para cumplir con la ambición de la nueva generación de análisis comunes del país y los marcos cooperación para el desarrollo sustentable. Tenemos que asegurarnos de que todos los actores de las Naciones Unidas comprendan quiénes son los más marginados y por qué y que identifiquemos conjuntamente los retrocesos en materia de derechos humanos , como así también que actuemos juntos cuando el apoyo colectivo de la ONU para ayudar a los Estados a abordar los principales retos en materia de derechos humanos, incluidas las desigualdades estructurales”, añadió.