HomePoliticaTras la renuncia de Máximo, el kirchnerismo se debate entre romper y...

Tras la renuncia de Máximo, el kirchnerismo se debate entre romper y diferenciarse para 2023

La renuncia de Máximo Kirchner a la jefatura de bloque del Frente de Todos reavivó el clima de caos que vivió el Gobierno tras la derrota en septiembre y desde un sector del kirchnerismo sugieren romper con Alberto Fernández.

 

Según anticiparon a LPO en la Rosada, Alberto ya preparaba una estrategia que consistía en enviar el acuerdo primero al Senado para exhibir el apoyo de los gobernadores antes de que la ley pasara por Diputados. Allí esperaban que Máximo intentara hacerle cambios al texto, pero lo que no imaginaban era que iba a renunciar a al presidencia de bloque.

 

Aunque el silencio durante cuatro días tras el acuerdo ya había generado una tensión que, antes de la renuncia, tuvo su momento público este lunes cuando la diputada camporista Paula Penacca cruzó a Victoria Tolosa Paz, que encabezó la lista del FDT en las elecciones del año pasado. “No uses a Néstor Kirchner para explicar los dones de Guzmán”, tuiteó Penacca.

La reacción del “albertismo duro” fue feroz puertas adentro: le sugirieron a Alberto que le quitara todas las cajas a La Cámpora, que tiene en su control al Pami, a Anses e YPF, entre otros organismos.

El hijo de Cristina Kirchner llamó al presidente antes de publicar la carta en la que anticipó su renuncia por las diferencias por el acuerdo con el FMI, que recaerá en el Congreso. Le hizo saber al presidente que era una postura propia y que no era una orden de la vicepresidenta ni implicaba una ruptura del frente.

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, comparte esa postura. En su entorno dijeron a LPO que “es una decisión de Máximo en el marco del debate que se viene en el congreso” y que el diputado “considera que el presidente necesita una persona que esté más en sintonía con la estrategia fijada”.

 

Sin embargo, sectores del Instituto Patria dicen que es hora de “aprovechar el momento” y romper con Alberto. Esta postura no es acompañada por todo el kirchnerismo.

Cerca de Alberto entienden que es una manera de empezar a diferenciarse del presidente para 2023, en donde esperan una primaria en la que el presidente se enfrente a un candidato de Cristina. Incluso creen que la vicepresidenta convencerá a un gobernador afín como tercer candidato para que Alberto no tenga el apoyo de ninguna “liga de gobernadores”.

 

 

spot_imgspot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MIRA LO QUE PERDISTE