La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) acusa a tres exempleados de Netflix por participar en un esquema fraudulento con el que consiguieron ganancias millonarias. Junto con otras dos personas, los antiguos ingenieros de la compañía utilizaron información confidencial de la plataforma de streaming para conseguir beneficios comerciales de modo fraudulento.

De acuerdo a Erin E. Schneider, directora de la Oficina Regional de San Francisco de la SEC, el grupo participó en un “esquema multimillonario de larga duración para beneficiarse de información valiosa y mal utilizada de la compañía”. La demanda fue presentada en una corte federal de Seattle.

La queja de la SEC alega que los involucrados violaron las disposiciones antifraude de la Ley de Intercambio de Valores de 1934. Conocida por las siglas SEA, se trata de una normativa que procura regular las transacciones de valores en el mercado secundario, luego de su emisión, con el propósito de asegurar mayor transparencia y exactitud, y combatir la manipulación.

Detalles de la acusación

En la presentación judicial, la SEC señala que Sung Mo “Jay” Jun comerció ilegalmente información que no era pública relativa al crecimiento en la base de suscriptores de Netflix. Ese hombre, que trabajó en la empresa entre 2013 y 2017, supuestamente entregó esos datos a su hermano, Joon Jun, y a un amigo, Junwoo Chon.

La demanda indica que incluso cuando Jun se marchó de la compañía siguió accediendo a datos “secretos” gracias a la colaboración de otro empleado de la firma, Ayden Lee. La SEC también apunta a Jae Hyeon Bae, otro ingeniero que se desempeñó en Netflix, quien habría entregado información relevante a Jun en 2019.

En concreto, usaron la información confidencial para operar antes de los anuncios de ganancias de Netflix. “Las acusaciones anunciadas responsabilizan a cada uno de ellos por su papel en el esquema”, comentó Schneider.

Joseph Sansone, de la Unidad de Abuso de Mercado de la SEC, explicó que los involucrados usaron una aplicación de mensajería encriptada para evitar ser detectados, y que además avanzaron con sobornos. “Este caso refleja el uso de herramientas analíticas avanzadas. Continuaremos detectando, descubriendo y deteniendo esquemas destructivos de uso de información privilegiada que involucran a múltiples informantes, comerciantes y eventos del mercado”, dijo Sansone.

Según el reporte del sitio Variety, los cinco acusados han renunciado a su derecho a un juicio y acordado un juicio civil, con las penas que determinará el tribunal. Las ganancias que obtuvieron rondan los 3.1 millones de dólares, dijo la SEC.