En los últimos años las aplicaciones para reservar un alojamiento para vacacionar se han vuelto muy populares. Aunque la mayoría de ellas cuentan con un excelente sistema de calificación, tanto para el propietario como para quien alquila, lo cierto es que los dueños de los lugares buscan asegurarse, a como dé lugar, de que nada raro suceda durante la estadía. Tal es así que algunos han optado por dejar cámaras instaladas, en lugares claves, para poder observar bien de cerca a los inquilinos.

Hace poco un hacker reveló los trucos que aprendió mientras fue investigador de seguridad informática británico para poder detectar los dispositivos de video ocultos. Reconocido en el mundo por ser quien logró detener el ciberataque global WannaCry en 2017, sus consejos se volvieron virales en la comunidad 2.0. La popularidad que alcanzó lo llevó a conseguir más de 170 mil seguidores en su cuenta de Tik Tok quienes siguen al pie de la letra sus recomendaciones en materia de ciberseguridad.

Fue justamente en su último video en el que dio a conocer su infalible técnica para detectar cámaras ocultas en una habitación de hotel o en una casa alquilada en un Airbnb, por ejemplo. Los usuarios de la red social quedaron sorprendidos ya que muchos coincidieron en que jamás sospecharon que podían ser filmados secretamente en algunos de estos lugares. Sin embargo, lo cierto es que este tipo de prácticas suele ser más común de lo que muchos creen.

“Vas a querer revisar cualquier dispositivo sospechoso o agujero que esté frente a la ducha, el vestidor o la cama”, sostiene Marcus Hutchins mientras les explica a sus seguidores los detalles. Además, agrega que “la cámara frontal es la única que suele funcionar, ya que la cámara trasera tiene un filtro de infrarrojos”. Luego de la introducción señala que, aunque parece complejo el proceso para encontrarlas es bastante sencillo.

Lo primero que hay que hacer es echar un vistazo rápido a la habitación en búsqueda de cualquier dispositivo que notemos que se encuentra sospechosamente ubicado. Entre los más comunes suelen ser elegidos los relojes y las alarmas de incendios. Bastará con iluminar el objeto con una luz muy brillante para lograr detectar si aparece un reflejo azul desde el elemento. Si se hace visible estamos ante la presencia de una cámara oculta dispuesta a robarse nuestra intimidad.

“Otra razón para no salir de casa”, coinciden muchos de los internautas que alcanzaron a ver el video del informático. Las imágenes con los consejos de Hutchins superaron las 13.4 millones de visualizaciones en Tik Tok. Fue tal el revuelo que armó que debió aclarar que la filmación que realizó era un escenario ficticio y que no se trataba de un Airbnb en verdad.