HomeTecnologíaUn padre intentó que su hijo usara menos Internet y dejó sin...

Un padre intentó que su hijo usara menos Internet y dejó sin conexión a dos municipios

Un padre francés ya no sabía qué hacer con sus hijos. Pasaban demasiadas horas en las redes sociales. Su intención era moderar el tiempo en que hacían uso de los dispositivos móviles y para eso decidió bloquear la conexión a Internet en su casa.

El hombre, residente de Messanges, usó un inhibidor de banda de ondas múltiples para cortar de forma temporal el servicio. Su objetivo era que entre la medianoche y las 3 de la madrugada sus hijos durmieran y apagaran el celular. Desafortunadamente el padre no sabía que el equipo que utilizó era tan potente como para provocar un apagón de internet en toda la ciudad.

Uno de los equipos que más se utilizan como inhibidores de señales. Foto: Twitter @danieloso
Uno de los equipos que más se utilizan como inhibidores de señales. Foto: Twitter @danieloso

Fueron sus vecinos los que comenzaron a reportar que el servicio no funcionaba. Las llamadas no paraban de llegar a la empresa de comunicaciones. Se vieron obligados a llamar a la policía para que iniciara una investigación porque no podían determinar qué era lo que pasaba. Si bien el hombre explicó que su intención era solo dejar a su hijo sin internet, se le inició una causa por los daños causando en el vecindario.

En Francia los inhibidores son ilegales

El inhibidor que usó para cortar la señal es ilegal en Francia. Sin embargo, muchas personas los utilizan. Incluso la policía arresta a varios por día por utilizarlos todo el tiempo. Estos equipos funcionan interfiriendo las telecomunicaciones con el objetivo de bloquear conexiones.

Según un medio francés, el padre “estaba pensando en privar a sus hijos de Internet y no imaginó que el inhibidor de ondas que estaba usando interrumpiría las telecomunicaciones en un área que abarca dos municipios. Una investigación de la Agencia Nacional de Frecuencias determinó su responsabilidad y se iniciaron acciones judiciales”.

El padre jamás sospechó el alcance de su accionar. Pese a que no quería hacerle daño a nadie, se enfrenta a una pena que le podría costar hasta seis meses de cárcel. Además, para este tipo de delitos también se contempla el pago de una multa de 35 mil dólares.

spot_imgspot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MIRA LO QUE PERDISTE