No cabe duda que las bicicletas eléctricas se han convertido en un medio de transporte con gran popularidad en la actualidad, pudiéndose encontrar en el mercado una gran variedad de modelos y especificaciones.

No obstante, todos ellos requieren que la persona monte su estructura para poder conducirlo a lo largo de un determinado tramo o ruta. Es ahí donde Zhi Hui Jun, un talentoso ingeniero chino ha ido más allá del concepto tradicional de conducción de las bicicletas eléctricas, ideando un modelo que no necesite ser conducido con la persona a bordo.

 

Se trata de una bicicleta eléctrica con capacidad para mantenerse en equilibrio y conducirse de manera autónoma por la ciudad. Cabe destacar que este no se trata de un modelo de bicicleta eléctrica en etapa de lanzamiento, sino un prototipo, ya que como puede apreciarse en su estructura están expuestos sus motores eléctricos junto con el sistema electrónico.

Y si bien, a simple vista su aspecto no resulte vistoso, verla en acción es cautivante, tomando en cuenta que se trata de un medio de transporte que hasta el momento no había sido visto en marcha sin nadie que lo condujera.

¿Cómo se mantiene en equilibrio esta bicicleta eléctrica y andar por si sola sin nadie a bordo? La respuesta está en una rueda de metal perpendicular instalada en la estructura de la bicicleta que actúa cambiando la dirección de su giro, ayudando con ello a contrarrestar la acción de caer hacia un lado que esta pueda tener al intentar avanzar.

Todo esto es también posible gracias a la acción ejercida por un conjunto de acelerómetros y giroscopios que detectan las sutiles variaciones en el movimiento que realiza la bicicleta.

Así también, Zhi Hui Jun integró en la bicicleta eléctrica autónoma una cámara de detección de profundidad RGB junto con un sensor LIDAR, los cuales permitirán que esta no solo pueda ser capaz de conducirse por sí sola sino también de evadir obstáculos, facilitando con ello su paso por el tráfico de manera inteligente.

Inicialmente, esta bicicleta podría ser puesta en servicio para el reparto de paquetes, lo cual favorecería no solo los tiempos de entrega, sino también la reducción de emisiones.